.
ECONOMÍA Sostenibilidad del crecimiento económico depende del petróleo
sábado, 15 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Salud Hernández Mora

La caída de los precios internacionales del petróleo, sumada a la de la producción, tiene alertados a inversionistas, industria y gobierno. No están claras las causas del descenso para los expertos, pero hay interpretaciones variadas. Lo único evidente es que el país necesita los ingresos petroleros y cubrir el hueco que dejen.

La caída de los precios tiene al Ministro de Hacienda sin dormir. Cada día se acuesta un dólar más pobre. ¿Le siente preocupado?
Es entendible la preocupación. Cada dólar que baja el precio internacional del barril, le abre un hueco de $400.000 millones a las finanzas, si esa caída se sostiene durante un año. Si el precio no se recupera en el curso del próximo año, el hueco fiscal puede ser del orden de $6 billones o más. Y eso solo puede compensarse con un incremento significativo de la producción.

¿Qué previsiones hay en el mundo de precios?
Uno escucha opiniones que le apuestan a que en el curso de los próximos meses podría estar recuperándose.

¿Llegaría hasta los US$100 por barril?
Nadie sabe. Si uno examina los estudios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de hace seis meses, proyectaban un barril de US$100 hasta 2018. Por eso, esta es una industria acostumbrada a la volatilidad y también con cierta capacidad de ajustarse a las circunstancias. Lo importante es que en momentos de depresión, lo natural es que las empresas se ajusten, sean más selectivas en sus inversiones y quieran destinar recursos en producción más que en exploración para tener flujo que caja que les permita pasar la época de vacas flacas. En Colombia no solo requerimos incrementar la producción para compensar la caída de los precios internacionales, sino adelantar una gran ofensiva en materia exploratoria para lo que necesitamos: ser muy competitivos y atractivos.

Pero chocan con las consultas previas, la conflictividad laboral y las guerrillas...
Esta industria depende principalmente de tener unas reglas de juego claras y estables, y que existan condiciones para poder operar. En Colombia son muchas las dificultades que ha tenido la industria para operar por los atentados a la infraestructura petrolera, las demoras en los procesos de licenciamientos ambientales y los bloqueos sociales. En lo corrido de este año, han disminuido los bloqueos y atentados, pero el impacto en la industria ya ha sido alto. Los atentados al oleoducto Caño Limón-Coveñas y las dificultades para repararlo por resistencia de las comunidades, por ejemplo, significó dejar de producir alrededor de 4 millones de barriles, lo que se tradujo en un impacto muy importante en las finanzas de la Nación.

¿No dice la industria, mejor me voy a México? Especialmente, luego de la reforma energética
Las empresas de mayor tradición suelen tener visión de medio y largo plazo y están acostumbradas a las dificultades, a entornos más complejos que Colombia. Pero las empresas con menor capacidad de aguante y unos socios que aspiran a rentabilidades de más corto plazo, tienen menos resistencia. Para Colombia es fundamental preguntarse qué debemos hacer para seguir siendo competitivos porque las circunstancias regionales han cambiado, apreciamos países que intentan ser más atractivos, como México, Argentina y Perú.

¿Colombia es un jugador mediano?
Ojalá. Colombia no es un país un país productor, en Colombia hay petróleo y gas pero podría apostarle a otras ligas. Tiene potencial para llegar a 1,2 millones de barriles diarios de petróleo, pero eso requiere de un esfuerzo exploratorio.

¿Qué le pide al Gobierno?
Les indico que el mejor negocio fiscal es apostarle a esta industria porque no hay otra capaz de aportarle los recursos de la petrolera. Son $32 billones en impuestos, derechos contractuales y regalías; es decir, representa 21% de los ingresos corrientes del Estado y más de 50% de las exportaciones al año. El crecimiento económico basado en el sector de la construcción en obras civiles, una parte importante se debe a obras financiadas por regalías. Esto demuestra que la sostenibilidad del crecimiento depende de la industria petrolera.

¿Qué bolita navideña le quieren colgar ustedes a la reforma tributaria que se debate en el Congreso?
No hay una industria más gravada en Colombia, 70% de lo que produce se va para el Estado, y podría terminar pagando 20% de la reforma. Eso es inequitativo. Le hemos propuesto al Gobierno que tengamos cuidado en no desincentivar la exploración, muy intensiva en capital y con un riesgo muy alto. Que durante ese periodo no hagan parte de la base gravable del impuesto a la riqueza. Este año se terminarán explorando 120 pozos; pero si queremos sostener la producción, necesitamos explorar entre 200 y 250 pozos al año. Lo que tenemos es una industria trabajando para el Estado colombiano, lo que esta industria no produzca, se traduce en impuestos para los colombianos.

MÁS DE ECONOMÍA

Industria 16/09/2021 La confianza empresarial alcanzó su nivel más alto desde que comenzó la pandemia

El Indicador de Confianza Empresarial cerró en 61,3 puntos en agosto, lo que implica una mejora de 2,6 puntos frente a julio

Hacienda 16/09/2021 Ya se firmaron cuatro acuerdos de cooperación durante la visita de Colombia en España

Este jueves los mandatarios de ambos países sellaron instrumentos de cooperación en temas de comercio, seguridad y cultura

Energía 16/09/2021 Ecopetrol afirmó que ha entregado $200 billones al Gobierno en los últimos 10 años

El presidente de la compañía, Felipe Bayón, aseguró que han reducido 8,5 millones de toneladas de CO2 y 52% de la quema de teas

MÁS ECONOMÍA