La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Uno de los cambios más importantes que se hizo en el proyecto de ley de reforma tributaria durante su primer debate fue al sistema de depuración de renta para los trabajadores por cuenta propia, el cual pasa al último debate en Plenaria de Senado y Cámara como un sistema simplificado, totalmente alternativo y con tarifas bajas que estarían por debajo del 1% y hasta el 5%.

Los trabajadores por cuenta propia son las personas naturales cuyos ingresos provienen de la realización de una actividad económica o de la prestación de servicios de manera personal y a riesgo propio.

Inicialmente, la propuesta del Gobierno planteaba para los trabajadores por cuenta propia un Impuesto Mínimo Alternativo (Iman), un sistema simplificado de la determinación de la base gravable del impuesto de renta.

Se planteaban algunas deducciones especiales en el sistema alternativo de acuerdo con la actividad del trabajador independiente. Sin embargo, en el texto de ponencia para primer debate se simplificó este sistema y se hicieron más ajustes.

El pasado jueves una de las 175 proposiciones que se radicaron en el debate de las comisiones económicas conjuntas le dio un giro total que le permitirá al agricultor o al transportador independiente hacer una depuración de la renta más sencilla. El Iman para trabajadores por cuenta propia se reemplazó por unos Impuestos Mínimos Simplificados (Imas), unas fórmulas de determinación del gravamen que estarán de acuerdo con las 18 actividades económicas. Éstos aplicarán para quienes tengan ingresos brutos anuales superiores a los $35 millones e inferiores a los $700 millones.

La depuración del impuesto va a ser más sencilla, ya que el trabajador no tendrá que entrar en detalles sobre sus gastos y costos, sino que solo hará la deducción por salud y pensiones, entre otros. Además, será totalmente alternativo, es decir, que si quiere se podrá optar por el sistema ordinario o el simplificado. Para los ingresos inferiores a $35 millones no habrá retenciones.

Finalmente, se aprobó un Iman para empleados más progresivo con tarifas entre el 0,1% y el 25%. En la propuesta inicial a partir de los ingresos mensuales de $20 millones se aplicaba una tarifa plana del 15%. Ahora para el último debate, el próximo 10 de diciembre va un sistema en que las tarifas van creciendo de manera progresiva hasta el 25%. Salarios mensuales de $20 millones pagarán mínimo un 13,2% mientras que unos de $1.000 millones tendrán un gravamen de 24,8%. En Colombia, el 1% más rico de la población, según cifras del The World Top Income Database, son 286.046 personas, que concentran el 20% de los ingresos totales del país, y pagan tarifas efectivas de renta extremadamente bajas, de hasta 5%.

La opinión

Mauricio Cárdenas
Ministro de Hacienda y Crédito Público

“Con la reforma tributaria gana el 96% de los colombianos que ganan menos de $3.350.00 millones que no pagarán impuestos (asalariados e independientes)”.