La vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, reconoció que si bien la pandemia ha generado leves retrasos afirmó que esta obra no tiene marcha atrás.

Johana Lorduy

A través de un comunicado se conoció que ya se ultimaron los detalles de la megaobra del Canal de Dique, proyecto que saldrá a licitación el próximo año y que buscará el desarrollo social y económico de 20 municipios.

La vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, reconoció que si bien la pandemia ha generado leves retrasos en el cronograma afirmó que esta obra no tiene marcha atrás.

“No podemos frenar más este proceso. ¡Aquí estamos, manos a la obra, el tiempo que nos demoremos! El Canal del Dique vino a ser, por fin, una realidad”, recalcó. Y añadió que este Gobierno está firme en saldar la deuda histórica de Colombia con Bolívar, Sucre y Atlántico.

“Es inaceptable que nos hayamos demorado más de 60 años en tomar una decisión política que se ha debido tomar mucho antes, a un costo económico infinitamente menor. Hoy estaríamos viendo mejor desarrollo para esta región Caribe y para Bolívar. Ahora, lo importante es esta voluntad política del Presidente Iván Duque, que me facilitó dedicarme a trabajar con mucha gente, para ver cómo sumábamos esfuerzos entre todos”, señaló.

Asimismo, resaltó que la mano de obra para la construcción de este Canal será local, y que se espera mejorar la calidad de vida de los 20 municipios de la zona de influencia, donde la pobreza alcanza niveles del 30%.