viernes, 5 de julio de 2019

El alcalde, Federico Gutiérrez, asegura que si hay formas para cerrar la brecha social es invirtiendo en sistemas de transporte

Contenido patrocinado

Una de las estrategias más importantes para reducir la brecha social es la inversión en los sistemas de transporte público. Y Medellín lo ha hecho de manera decidida al convertirse en un ejemplo para las ciudades de América Latina y el mundo porque ha logrado ser un territorio más equitativo gracias a llevar transporte de calidad a lugares en donde hasta hace algunos años era imposible contar con estos servicios.

Así lo reconoció el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, la semana pasada durante la presentación del Foro de las Ciudades, dentro de Trafic Latinoamérica 2019, certamen que contó con la participación de cerca de 80 especialistas en movilidad sostenible del mundo y donde se reconoció los grandes avances de la capital an-tioqueña en este aspecto.

“Si hay formas para cerrar la brecha social es invirtiendo en sistemas de transporte. Una persona que vive en una montaña, en una ladera de Medellín, ahora con el sistema de metrocable, que va conectado al Metro o al tranvía, pasa de pagar dos tiquetes a uno solo: Ahí se da un ahorro de plata y tiempo”, aseguró Gutiérrez.

Pero, ¿qué hace que el modelo de movilidad sostenible desarrollado en Medellín se convierta en un ejemplo? Solo basta con mirar algunas de las iniciativas emprendi-das durante los últimos años y que han cambiado la forma de moverse en el transporte público de la ciudad.

Sin lugar a dudas, un elemento diferenciador es el sistema metro. Además de ser la única ciudad de Colombia en tener un metro, la ciudad y su área metropolitana está cubierta por un sistema de metro, metrocable y tranvía completamente eléctrico que no genera emisiones ni material particulado al medio ambiente.

Sistema 100% eléctrico

El metro, que inició operaciones comerciales en noviembre de 1995 y, de manera gradual, ha extendido su cobertura por Medellín y algunos de los municipios del área metropolitana. Mueve un promedio de 800.000 pasajeros al día, cubre 73,5 kilómetros del territorio y sus dos líneas se complementan con los 5 metrocables (y uno más que está en construcción), 77 buses de metroplús (funcionan con gas y 64 eléctricos que entrarán a operar en septiembre), 1.500 bicicletas públicas de Encicla. En total con todos los modos se calcula que se mueven unos 950.000 ciudadanos al día en la ciudad en un sistema completamente sostenible.

“Este medio de transporte nos cambió la vida. Antes nos demorábamos hasta una hora y media para subir del centro. Hoy llegamos en 25 minutos y con un solo tiquete. Es una fortuna contar con este servicio”, dijo Piedad Álvarez, usuaria del metrocable de La Sierra.

A esto se le suma que los ciudadanos cuentan con 383 paraderos informativos digitales instalados y con que el 100% de las rutas de buses integradas al metro ya tienen recaudo electrónico, lo que representa un ahorro de 80.000 pesos al mes para cada persona que use este servicio.

También se logró una renovación muy importante en la flota de buses. Ya 1.379 buses funcionan con tecnologías limpias, 576 tienen accesibilidad para personas en situación de discapacidad y 2.079 entregan información en tiempo real al Centro de Monitoreo de la Secretaría de Movilidad de Medellín.

“Es muy importante generar cambios de hábitos y de comportamientos en las personas para tener una movilidad más sostenible. Al finalizar esta administración vamos a entregar 80 kilómetros de ciclorrutas, que es el doble de lo que se había construido en 15 años. Además de 540.000 metros cuadrados de andenes para los peatones”, explicó Humberto Iglesias, secretario de Movilidad de Medellín.

Taxis y buses eléctricos

Además del sistema metro, Medellín está a la vanguardia con otros modos de movilidad eléctrica. El alcalde Gutiérrez presentó a finales de mayo la estrategia que implementará en cuanto al reemplazo de algunos taxis convencionales por eléctricos en la ciudad. Y antes de que termine 2019 estarán rodando 200 de estos vehículos de servicio publico completamente eléctricos. Para 2021 se espera que operen 1.500. “No se trata de cupos nuevos. Vamos a reemplazar taxis de tecnologías obsoletas”, agregó el mandatario.

A este anuncio se le suma la llegada de 64 buses completamente eléctricos que operarán antes del último trimestre del año y que rodarán por el sistema metroplús y por corredores especiales de movilidad eléctrica en el centro de la ciudad, especialmente por la renovada avenida Oriental.

“Medellín es un ejemplo de ciudad en la gestión de movilidad sostenible. Principalmente con lo que ha logrado en inclusión social. Tuve la oportunidad de mirar los sis-temas de cables en los barrios y me dejó muy sorprendido. Ver a los niños felices y a las personas usar un sistema de esta clase para moverse de muy buena manera me sorprendió. Vamos a firmar un convenio entre Brasil y Colombia, desde Medellín para llevar esta experiencia mi país”, expresó Jean Carlos Pejo, secretario nacional de Movilidad y Servicios Urbanos del Ministerio de Desarrollo Regional del Gobierno del Brasil, asistente a Trafic 2019.

A todas estas iniciativas, la Alcaldía de Medellín les suma el mejoramiento de las partes por millón de azufre en los combustibles que llegan al Valle de Aburrá, que está en los niveles de los países industrializados; el desarrollo de otras políticas ambientales como la construcción de corredores verdes y control a fuentes móviles. Además, de la participación de la ciudad como representante de América Latina dentro del grupo del C40, organismo que reúne a las capitales del mundo en un intercambio de conocimientos para enfrentar el cambio climático.

Medellín, por todas estas estrategias, y por su política pública decidida de movilidad sostenible se convierte en un modelo a seguir y en un referente en América Latina, lo que hace que el compromiso sea más fuerte para seguir innovando y darles más equidad a sus habitantes.