.
ECONOMÍA

“Los terrenos baldíos no serán adjudicados a partir de la Ley Zidres”, MinInterior

jueves, 12 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jhon Guzmán Pinilla

Una de las claves de la Ley Zidres está en los terrenos baldíos, los cuales según el ministro siguen “siendo propiedad del estado”. Esta Ley “no autoriza el traslado de dominio de ni un solo baldío del Estado colombiano a empresarios y grandes propietarios del país”, puntualizó Cristo.

Esto quiere decir que los terrenos baldíos no serán adjudicados a partir de la extensión de la Ley de Zidres, si no que podrán ser entregados para proyectos Zidres en concesión o en arriendo, siempre y cuando sean explotadas en conjunto con campesinos, y con pequeños y medianos propietarios.

El objetivo principal de esta Ley es crear zonas especiales de aptitud agropecuaria, aisladas a los principales centros urbanos del país.

“La idea es que se aprovechen tierras que hasta el momento no han sido explotadas en Colombia”, dijo el ministro de interior.

Además Cristo agregó que esperan que antes del 16 de diciembre que la plenaria del Senado haga el último debate y pase para la sanción presidencial, con el fin de comenzar a trabajar en las diferentes zonas del país con grandes, medianos y pequeños empresarios.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Laboral 30/05/2024 La ponencia de la reforma pensional trae cambios para el comité del fondo de ahorro

El texto fue presentado en la comisión séptima de la Cámara por la representante Martha Alfonso, sin modificar el umbral o la entrada en vigencia de la reforma

Transporte 30/05/2024 Nuevo Manual de Señalización Vial, diseñado para una infraestructura más segura

El nuevo manual tendrá cambios en la ley de velocidad, un enfoque diferencial de género y un manejo animalista en su política

Hacienda 29/05/2024 Gobierno aún puede revertir la decisión de la Corte sobre la deducción de las regalías

El Ministerio de Hacienda aún tiene una carta bajo la manga que podría abrir un nuevo capítulo del debate por las regalías