Hoy, Epm anunciará el fin de la construcción de la presa

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La construcción de varias zonas que componen el proyecto Hidroituango avanzan a buen ritmo. Tras un poco más de un año desde que inició la contingencia, en la que se puso en alerta a varios municipios aguas abajo de la obra, hoy se prevé que Empresas Públicas de Medellín (EPM) anuncie el fin de la construcción de la presa, un nuevo hito en el proyecto que no solo le permitirá avanzar en los trabajos de la casa de máquinas, sino además cumplir su promesa de tener listas dos de las ocho turbinas a 2021.

La culminación de las obras que se venían adelantando desde hace unos ocho años atrás en la presa se da gracias a que, según EPM, se alcanzó la cota 435. Este suceso, si bien hace parte de las etapas que se tenían previstas en el cronograma, abre la puerta para que los constructores tengan el control total de la hidroeléctrica, la cual prevé entregar hasta 17% de la energía nacional.

Así lo confirmó Gustavo Jiménez, gerente general de la Sociedad Hidroituango, quien aclaró que “en un alto porcentaje ya se tiene control del proyecto. Si se sigue como van las obras, en unos tres o cuatro meses tendremos el control total (…) Se estima que en el último trimestre de 2021 se prenderán las primeras dos turbinas de la casa de máquinas. En 2024, todas estarán en pleno funcionamiento”.

El directivo destacó que con la presa lista el próximo paso será iniciar el trabajo en la casa de máquinas y la construcción de la carretera que conectará al municipio de Ituango. No obstante, advirtió que aún se está terminando el acceso a la casa de máquinas, por lo que en los próximos días se podría definir el cronograma sobre cómo se hará la reconstrucción de esta zona del proyecto, que incluye algunas refacciones en la bóveda y nuevos equipos para las turbinas.

LOS CONTRASTES

  • Gustavo JiménezGerente de la Sociedad Hidroituango

    “Se estima que en el último trimestre de 2021 se prenderán las primeras dos turbinas de la casa de máquinas. En 2024, todas estarán en pleno funcionamiento”.

Aunque se prevé que hoy el gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, y el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, anuncien cuál será el siguiente paso en la obra, días atrás se conoció que los dos le solicitarán a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres disminuir la alerta roja a naranja en el municipio de Puerto Valdivia. De esta manera, las autoridades podrían dar vía libre para que las familias que aún tienen la orden de evacuación, vuelvan a sus hogares.

“El proyecto presenta de forma general más seguridad. Con la culminación de la presa, el río ya no se desbordará, pues está corriendo al mismo caudal que cae. La evaluación definitiva se debe hacer en la casa de máquinas. Allí se debe analizar si hay fuertes problemas de ingeniería. Se pueden tardar hasta dos meses para que se establezcan los nuevos costos”, explicó Oswaldo Ordóñez, profesor y geólogo de la Universidad Nacional.

Pese a que aún no se ha establecido el precio de la reconstrucción de la casa de máquinas, meses atrás William Giraldo, vicepresidente de Generación de Negocios de Energía de EPM, le explicó a LR que con la contingencia se perdieron equipos avaluados en casi US$110 millones.

Es por eso que, según Ordóñez, con el inicio de los nuevos trabajos se deberá establecer los nuevos sobrecostos de la obra, que actualmente ascienden a $2,5 billones y los cuales se sumarían a los $11 billones iniciales. Con esto, se prevé que la inversión total del proyecto será superior a $14 billones.