sábado, 5 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

La ministra de Transporte, Cecilia Álvarez, estuvo inspeccionando personalmente las labores de construcción de la doble calzada Buga-Buenaventura, vía coyuntural para el transporte de carga y el comercio exterior del país, que desde 2007, cuando inicio su construcción, hasta la fecha ha sido protagonista de obstáculos y retrasos en sus tiempos de ejecución, ligados, entre otros, a consultas previas que no se han podido resolver.

“La Corte ha establecido  que se tienen que hacer unas consultas que no estaban en el inventario con comunidades y hasta que no se realice ésto no se pueden dar las licencias ambientales. Esperamos que el proyecto curse su desarrollo para acabar esta obra tan importante para el país, por eso hago un llamado al gobierno municipal y departamental para que se siente a hablar con las comunidades”, expresó la titular de la cartera de Transporte.

La totalidad de la obra son 118 kilómetros divididos en cuatro tramos. El primero comprende la vía Buenaventura-Citronela y tiene 15 kilómetros, de los cuales no se ha ejecutado nada; el segundo tiene una longitud de 14 kilómetros, de los que se han ejecutado 10; los siguientes tramos tienen 20 kilómetros y a la fecha se han concretado 5,4; mientras que el último que alcanza los 14 kilómetros solo lleva ejecutados 3,5.

Al retrazo de la licencias por parte de las consultas previas se suman problemas de contratación, adquisición de predios y la poca agilidad de algunos contratistas en el desarrollo de los trabajos.