.
ECONOMÍA

Isagén se aprieta el cinturón ante un seco 2016

miércoles, 30 de marzo de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Colombiano

La sequía que trajo el fenómeno de El Niño, no solo ha puesto a ahorrar luz a los colombianos.

También puso a echar más cuentas a Isagén, la tercera generadora más grande del país, ante mayores exigencias de caja para cumplir sus compromisos comerciales, al tiempo que cuida el nivel de sus embalses.

Eso ocurre justo cuando los precios en la Bolsa de Energía están altísimos y el sector generador enfrenta crecientes precios de gas y un desacople en el precio de escasez, una especie de seguro que protege a la demanda. Y aún es incierto si los embalses aguantarán para evitar eventuales racionamientos en abril.

En esas condiciones, Isagén se ha sabido preparar y apretó el cinturón al presupuesto de inversión desde noviembre pasado: se redujo en 28,63 %, de $368.821 millones ejecutados en 2015, a $286.730 millones para 2016.

Así lo informó su gerente, Luis Fernando Rico Pinzón, en entrevista exclusiva con EL COLOMBIANO, quien hoy rendirá informe de gestión en la última asamblea anual con pequeños accionistas, en Plaza Mayor.

El gerente de Isagén reconoce que este año se afectarán los resultados financieros y la generación será menor a la de 2015. Que eso mejore, depende de que llueva o no.

También aclara que el cambio en la composición accionaria no ha significado ningún cambio en el funcionamiento de la generadora, aunque ya no hay planes de internacionalización a la vista y falta licencia ambiental a proyectos estratégicos:

- ¿Cómo sobrelleva Isagén este fenómeno de El Niño?

“Se ha hecho un esfuerzo grande en no dejar de cumplir los compromisos que tenemos hasta donde sea posible y conservar los embalses. Pero estamos con un precio de Bolsa de Energía que está en su techo y el margen de maniobra es poco. Por eso el efecto de la situación se verá en los resultados de la empresa de marzo en adelante”.

- ¿Ya comenzó a generar las centrales Jaguas y San Carlos con agua que le pasa Guatapé?

“Se está cumpliendo de acuerdo con el cronograma de EPM. Ya hay bombeo a través del vertedero de Guatapé, el agua va dar al embalse de Jaguas y esperamos que a mediados de abril haya 30 bombas instaladas. Estos 10 a 15 metros cúbicos de agua por segundo ayudan a mantener la situación, es mejor que nada”.

- ¿Cuánto ha dejado de generar y vender Isagén por ese daño en Guatapé?

“Todavía es prematuro decirlo, para valorarlo habrá que esperar hasta mediados de año. En realidad, la operación de la empresa se ha mantenido sacrificando el embalse de Jaguas, que en los últimos 45 días se redujo en más del 50 %, que se ha desembalsado a una velocidad mayor de la prevista y eso ha permitido que los compromisos no se hayan dejado de cumplir. El problema será en meses siguientes, cuando se vea la falta del agua que ha tenido que gastarse ahora (Dicen de...)”.

- La coyuntura energética desfavorable hace pensar que la caja de isagén también se seca. ¿De cuánto es el apretón en inversiones para este año?

“Desde cuando se hizo el presupuesto, sabíamos que íbamos a tener una caja que se iba a apretar y reducir en orden de un 30% con respecto a la de 2015. Y de ese porcentaje vemos la afectación de resultados de 2016 en Ebitda, utilidad operativa, la caja misma”.

- ¿En qué temas ha tenido que apretarse el cinturón?

“Para este año revisamos intervenciones que se puede posponer para 2017, eso sí, sin correr ningún riesgo en la operación. Son planes de modernización en sistemas de información y otras mejoras”.

- En ese contexto, si en 2015 la generación de Isagén creció 21%, apoyada en Sogamoso, para este año en cuánto proyecta que sea?

“Los resultados de 2016 los vemos inferiores a los del año pasado. Tenemos presupuestada una generación de 12.740 gigavatios hora-año (GWh), menos de los 12.821 GWh de 2015. En definitiva, los resultados operativos y financieros del año serán muy sensibles a la hidrología, si El Niño es más débil o más fuerte y la evolución de precios en Bolsa”.

- ¿Isagén ha tenido que endeudarse para cumplir obligaciones de energía?

“En septiembre tenemos el cumplimiento del primer tramo de bonos, y se hará sustitución de esa deuda. Por lo pronto, no contraeremos deuda adicional, solo se buscará que la actual sea más eficiente, incluida la necesaria para construir (la hidroeléctrica) Sogamoso”.

-Con la venta de la mayoría accionaria se activó una cláusula del crédito con Opic, que obliga a Isagén a pagar, ¿cómo lo hará?

“El crédito contraído en 2005 tenía la condición de que si la Nación disminuía su propiedad en menos de 50%, había que prepagar el crédito con unos costos de indexación y eso arroja una obligación del orden de US$28 millones. Ahora trabajamos en dos alternativas: lograr la sustitución de la deuda con la misma Opic mediante un crédito con algunos cambios y esperamos definiciones en un par de semanas; en caso contrario, hay que hacer una sustitución total del crédito, cuyo plazo se vence a finales de abril”.

- ¿Por eso Brookfield decidió no repartir dividendos?

“El nuevo accionista es muy consciente de la situación, le tocó vivirla y creo que se tomó la decisión más sana para la empresa”.

- ¿Hay algún plan de eficiencia o recorte buscando mayores rentabilidades, usuales con la llegada de un nuevo controlante?

“No, Isagén siempre, pasadas las crisis de hidrología, ha tenido muy buenos resultados y eso fue lo que el nuevo accionista también vio al decidir comprar. Lo mínimo que haremos es recuperar la rentabilidad y eficiencias que traíamos en los años por venir. Si hay mejores prácticas que podamos tener fruto del nuevo socio, claro que las aplicaremos lo mejor que se pueda”.

- De todas maneras, bajo la visión de Brookfield ya no hay planes de internacionalización, ¿Isagén prevé adquisiciones en el país, cuáles son las apuestas?

“Hay foco concreto en el crecimiento en Colombia. Hasta el momento lo que tenemos es desarrollo de nuevos proyectos, cuatro de ellos en etapa de preconstrucción avanzada: Piedra del Sol (Santander), Cañafisto (Antioquia), Panagua (Antioquia) y un parque eólico pequeño en La Guajira. Seguimos avanzando en detalles y estar listos para cuando se haga la próxima subasta”.

- Pero la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) negó en noviembre la licencia para Cañafisto (965 megavatios), ¿qué harán?

“No compartimos la decisión y estamos seguros de que tenemos argumentos y razones de que fue equivocada. Consideramos que se dejó de mirar alguna información y hay malos entendidos. Con base en eso presentamos un recurso y se ha tenido reuniones para aclarar inquietudes. Estamos a la espera de lo que defina la autoridad ambiental, pero somos optimistas”.

- ¿Será realidad Piedra del Sol, en Santander?

“Va avanzando, la comunidad pidió una audiencia pública que se realizó en diciembre pasado. Ya estamos esperando el pronunciamiento definitivo de la autoridad ambiental”.

- ¿Está en el horizonte de Isagén fortalecer su generación térmica para diversificar riesgo ante el cambio climático?

“Lo estamos estudiando, aunque no hay decisión concreta. Lo evaluado son proyectos desde cero, no se ha pensado en compra de activos en operación, hasta el momento”.

- De otro lado, qué cambios y ajustes ha habido en la gestión de Isagén la llegada de Brookfield?

“Aparte de los obvios cambios en junta directiva, toda la administración y la gente en general no ha tenido ningún impacto en relación el cambio del nuevo accionista”.

- En el Concejo de Medellín se dijo que Brookfield comenzó a despedir gente...

“No es cierto, a nadie se ha despedido como consecuencia de la llegada del nuevo accionista”.

- ¿Cómo está el ánimo de los empleados?

“Creo que bien. Hemos hablado varias veces y se ha entendido el espíritu y propósito que tiene el nuevo accionista mayoritario. El hecho de que hayan confirmado la administración es una señal positiva, así como la continuidad en el crecimiento de la empresa con su portafolio de proyectos y que se mantengan las actuaciones de la empresa en su gestión social y ambiental”.

- ¿Cuál será su mensaje (hoy) para los accionistas?

“Un agradecimiento enorme a quienes nos acompañaron estos 20 años que tiene Isagén, pues lo que ha logrado es gracias al apoyo de todos ellos, especialmente, durante los seis años en que se llevó a cabo el plan de expansión. Esta asamblea es un hito: es el fin de una etapa y comienzo de otra, pues con el resultado de las OPA la composición accionaria cambia drásticamente”.

- ¿Superada la coyuntura energética, habrá Rico para rato en Isagén?

“Espero que sí, me gustaría acompañar mucho esta transición y nueva etapa de Isagén, aunque tengo claro que uno no puede eternizarse en las empresas y menos creerse que es necesario”.

- El Gobierno está buscando ministro de Minas y Energía, ¿se le mediría?

(Risas). “No, por Dios, eso es un mal deseo ahora”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Agro 28/05/2024 Colombianos consumen 18% menos de los 170 litros de leche que la FAO recomienda

El consumo aparente de lácteos en el país es de 150 kilos per cápita al año. Aunque los precios siguen cayendo, la compra de estos alimentos sigue en cifras rojas

Salud 27/05/2024 Gobierno presentó balance de la implementación del sistema de salud del Magisterio

De acuerdo con la oficina de la presidencia, se confirmó que la Fiduprevisora tendrá la dirección y operación del modelo de atención de los maestros

Energía 24/05/2024 Naturgas pide aumentar actividad exploratoria para evitar desabastecimiento de gas

La disminución de las reservas de gas natural en el país, se registra por segundo año consecutivo, con reducción de 15,7%