La Fundación Strongman recibe patrocinio de Coldeportes desde 2018, y participan en el equipo ‘Coldeportes-Strongman’

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

Uno de los equipos más destacados durante la más reciente edición de la Vuelta a Colombia fue ‘Coldeportes-Strongman’, pues su corredor William Muñoz se llevó el título de los sprints especiales de manera anticipada. A su vez, otros integrantes del equipo han jugado un rol importante en años anteriores dentro de competencias nacionales como la Vuelta de la Juventud, además de campeonatos internacionales como la Vuelta a Costa Rica o la Vuelta a Guatemala. Sin embargo, pese a sus éxitos, el socio de la entidad rectora del deporte colombiano ahora está involucrado en líos que podrían poner en vilo a la relación.

La semana pasada, por primera vez, se realizó un operativo de forma simultánea entre las direcciones de Impuestos y la de Aduanas de la Dian en Bogotá, Medellín y el municipio de Santuario, ubicado en Antioquia. Allí se habría encontrado mercancía perteneciente a la Fundación Strongman que, al parecer, tendría relación con el contrabando.

Oficialmente, la entidad que dirige José Andrés Romero se refirió al trabajo que está realizando con todas las empresas y destacó que está encaminado a verificar, a través de una serie de visitas, el cumplimiento de las obligaciones tributarias, aduaneras y cambiarias.

Y si bien frente a este caso en específico la Dian manifestó que “de momento no es posible que se refiera a esta empresa en particular”, LR conoció que la mercancía encontrada en el operativo corresponde a unas bicicletas que pertenecerían a Strongman.

Según los documentos que publica en su página web, la Fundación está constituida desde el 12 de noviembre de 2015 con el objetivo de convertirse en “una entidad sin ánimo de lucro tipo fundación”. Su representante legal es José Basilio Aristizábal Ramírez.

Según los estados de resultados a diciembre 31 de 2018, los ingresos operaciones de la compañía fueron de $517,5 millones, todos provenientes de donaciones. En diálogo con LR, Aristizábal aseguró que no tiene “conocimiento de ningún operativo y no estoy enterado de ningún caso de contrabando”, y aclaró que no le proveen bicicletas a Coldeportes, sino que su única relación está en recibir el patrocinio que la entidad otorga en términos monetarios.

Según las cuentas del presidente de Strongman, la entidad que dirige Ernesto Lucena destina a pagar una parte de la nómina del equipo mediante una cifra que ascendería a $300 millones al año, que además les serviría para correrías que realizan en Europa.

Con respecto al desempeño de las bicicletas en el mercado, Aristizábal mencionó que “al año venden 20 o 30 de gama alta y 200 de gama baja”, y destacó que llegan al país provenientes de Taiwán e Italia.

Aunque Coldeportes está a la espera de que haya una notificación oficial sobre este caso, Lucena mencionó que desde su llegada a la entidad está realizando una investigación profunda tratando de sanear el desorden que encontró.

LOS CONTRASTES

  • Basilio AristizábalPresidente de la Fundación Strongman

    “No tengo conocimiento de ningún operativo y no estoy enterado de ningún caso de contrabando. No le proveemos bicicletas a Coldeportes, sino que ellos nos dan parte del patrocinio”.

  • Faxir RamírezSubdirector de Gestión Operativa de la Polfa

    “Dentro de la operación de la Polfa también atacamos estructuras de las mafias de contrabando judicializando estructuras que se dedican a esto a través del mecanismo de contrabando técnico”.

Contrato entre Coldeportes y Strongman

De acuerdo a documentos oficiales de Coldeportes, el contrato suscribido para el patrocinio del equipo 'Coldeportes-Strongman' para 2018 contaba con un valor de $300 millones cuya vigencia se dio entre el 29 de enero de 2018 y el 30 de junio de 2018.

Con respecto a los desembolsos de dicha suma, 90% de la misma fue entregada el 21 de febrero de 2018, mientras que el 10% restante llegó el 19 de diciembre. Por otro lado, las lineas de inversión se dividieron en 35% para logística, 27% en transportes, 23% en estadías y 15% en personal de apoyo.

Para 2019, el monto del contrato entre las dos entidades ascendió a $560 millones, cifra que presentó un crecimiento de 87% frente al año anterior. Según los documentos de Coldeportes, el convenio inició el 29 de marzo y concluirá el 31 de diciembre.

De momento, solo se ha entregado un primer desembolso de dicha suma, correspondiente a $280 millones, el pasado 4 de abril. Los otros dos montos restantes, que totalizan $224 millones y $56 millones, aún no cuentan con fecha definida de entrega.

Frente a las líneas de inversión, en esta oportunidad se dividen en 59% para recursos humanos (atletas y manager), 19% en logística, 9% en transporte terrestre y 12% en alojamiento y alimentación.

Dentro del contrato se especifica que Coldeportes, como máximo organismo rector del Deporte Asociado en el país, tiene la posibilidad de concretar alianzas estratégicas con cualquiera de los organismos privados constituidos por ley y pertenecientes al Sistema Nacional del Deporte (SND), en cuyo objeto se demuestre la capacidad para desarrollar y contribuir al alcance de estos propósitos, y cuyas calidades se encuentran reunidas en la Federación Colombiana de Ciclismo.

Sobre el proyecto con la Fundación Strongman, se denota que "éste brinda la oportunidad de dar continuidad a los procesos de desarrollo deportivo de nuestro país, y en especial a los proyectos adelantados por Coldeportes, y asimismo trabajar en equipo para la creación de nuevas alternativas que garanticen la consolidación del SND", según agrega el documento.

Al mismo tiempo, el contrato detalla el rol de la Federación Colombiana de Ciclismo, que consiste en un total de 32 obligaciones entre las que destacan adelantar todas las gestiones necesarias ante entidades públicas, destinar los recursos económicos aportados en el contrato "única y exclusivamente para el desarrollo del objeto del mismo", así como presentar un informe mensual de orden técnico, administrativo y financiero a Coldeportes para evidenciar los avances alcanzados, así como un reporte final que detalle la totalidad de la ejecución de las actividades y recursos.

Por otra parte, se menciona que la Federación tendrá que presentar una rendición de cuentas especificando claramente los recursos invertidos, realizar y/o certificar la apertura y posterior cierre de una cuenta bancaria para el manejo de dichos recursos en una entidad autorizada por la Superfinanciera. Se especifica que dicha cuenta deberá clausurarse "cuando se haya ejecutado el total de los recursos desembolsados".

En cuanto a los deberes de Coldeportes, destaca la realización de un seguimiento financiero, de gestión y ejecución de los recursos asignados en el contrato, con la posibilidad de solicitar información en el momento que se considere necesario, entre otras.

Frenos al contrabando

El director de la Dian, José Andrés Romero, ha comentado en varias ocasiones que para la entidad, el aumento de los cultivos ilícitos es proporcional al aumento en el contrabando en Colombia. Precisamente, la llegada del ejecutivo ha mostrado un eje en adelantar acciones contra la aprehensión y el decomiso de mercancías ilegales en el país, sobre todo en zonas fronterizas.

Además, para hacer más efectivo el trámite aduanero y contar con una herramienta más en la lucha contra el contrabando, se emitió la nueva regulación aduanera que ya cuenta con la firma del presidente Iván Duque. Se espera que haya un segundo decreto, el cual contendrá la regulación una vez sean puestos en desarrollo los nuevos sistemas informáticos electrónicos aduaneros.

Entre los aliados de la Dian en su lucha contra el narcotráfico está la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), cuya estrategia se centra en combatir el contrabando abierto en zonas de frontera, desde La Guajira, Arauca y el sur del país, enfocándose en productos como combustibles, hidrocarburos y ganado ya sacrificado, según afirmó el subdirector de gestión operativa de la institución, el coronel Faxir Ramírez Horta.

El coronel mencionó que el contrabando técnico se trabaja en ingresos de puertos en zonas secundarias, que son aquellas que están afuera de los puertos, así como en vías, carreteras y zonas comerciales. Incluye productos del sector de textiles, calzado y confecciones. Ramírez calculó que el contrabando le cuesta alrededor de US$6.000 millones al país, y resaltó que en lo corrido del año han sido capturadas 175 personas y se han desarticulado unas 21 estructuras relacionadas con contrabando.

Los otros patrocinios a Strongman

Además de Coldeportes, existen otras empresas que han patrocinado a la Fundación Strongman. Una de ellas es la Empresa de Licores de Cundinamarca (ELC), cuyo contrato, que se enfocó en publicidad y patrocinio de los productos de ELC al equipo de ciclismo, detalla una cantidad de $35,7 millones. El vínculo entre las compañías fue aprobado el 27 de abril de 2017, según detalla el contrato que está en el Secop, con un plazo de ejecución que detalló como fecha límite el 30 de agosto de 2017. El acuerdo incluyó la visibilidad de los logos de las empresas de la ELC.