El Consejo Gremial presentó 14 ideas al Gobierno, con el objetivo de mantener el empleo en época de crisis y la estabilidad de las empresas

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

En medio de la crisis económica que se vive actualmente en el país, que ha dejado 1,5 millones de personas sin ocupación; el crecimiento de empresas en procesos de reorganización y liquidación que ponen en vilo las plazas laborales de millones de colombianos, los gremios del sector productivo entregaron 14 propuestas al Gobierno Nacional.

En ellas se destaca que el principal objetivo es proteger el empleo, así como la estabilidad financiera y jurídica de las empresas, para que estas no tomen caminos que perjudiquen al mercado laboral.

Aunque al inicio de la crisis el Ministerio de Trabajo afirmó que no se iniciaría una reforma laboral, los representantes de los empresarios, en una carrera contra el tiempo, empezaron a preparar las medidas, que a juzgar por su forma, podrían tratarse de una “reforma laboral exprés”, que incluiría desde la implementación de jornadas laborales por turnos y la cotización de prestaciones por unidad de tiempo convenida, hasta la prolongación en el pago de las primas de mitad de junio, y la suspensión de horas extras.

LOS CONTRASTES

  • Sandra ForeroPresidenta del Consejo Gremial

    “Varias de estas propuestas son algo que llamamos la actualización del sistema laboral. Hay unas propuestas que en algún momento se contemplaron, pero que ahora se volvieron más evidentes”.

  • Julián DomínguezPresidente de Confecámaras

    “Es necesario reducir los efectos negativos apoyando sectores que impulsen la reactivación, priorizando el consumo interno y buscando alternativas para apoyar la supervivencia de las empresas”.

Implementación de jornadas por turnos
El Consejo Gremial propone un pago proporcional al tiempo laborado en el que no sea necesario pagar al trabajador recargos festivos, dominicales ni nocturnos. Esto, por cuenta de que, en algunas ciudades del país se trabaja en el proyecto de implementar jornadas continuas de 24 horas. Por ello, Sandra Forero, presidenta de la entidad, afirmó que “al estar por fuera de la jornada este pago se vuelve casi que inviable”.

Cotización por unidad de tiempo
En este punto se pide que el empleador pueda realizar el aporte al sistema general de seguridad social de sus trabajadores de acuerdo con el tiempo realmente trabajado por este, y por la unidad de tiempo convenida, ese decir, por el lapso de trabajo que desde un principio se haya pactado mutuamente hacer. Para Gustavo Toro, presidente de Cotelco, este es un proyecto del que ya se hablaba y tiene vocación de permanencia.

Diferir el pago de la prima de junio
Teniendo en cuenta la falta de ingresos, se incluyó dentro de las propuestas diferir, de manera concertada con el trabajador, el pago de la prima de junio. Según el documento del Consejo, lo que buscan es que esta retribución se pueda hacer en pagos diferidos, es decir, en cuotas, o que este pueda pagarse en su totalidad en un plazo mayor. Jorge Bedoya, presidente de la SAC, explicó que esto deberá ser de manera voluntaria.

Posponer acuerdos con la Ugpp
En este punto, la propuesta se trata de posponer hasta finales de año el beneficio tributario, dado a través de la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales. Los empresarios plantean que “este beneficio consiste en condonar un porcentaje de sanciones e intereses respecto de los procesos administrativos que se llevan en esta entidad, teniendo en cuenta las limitaciones a las que nos enfrentamos este primer semestre”.

Posponer el pago de extras y recargos
Esta idea tiene que ver con las horas extras, y los recargos dominicales y de festivos que ya fueron causados, es decir, que el trabajador ya realizó. Para estos, el Consejo propone que su pago se posponga hasta por un lapso de al menos tres meses. Para Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, es viable porque “82% de los empresarios estiman que cuentan con recursos para sobrevivir entre uno o dos meses”.

EPS y ARL reconozcan el aislamiento
Teniendo en cuenta las medidas de aislamiento que ha decretado el Gobierno, una de las propuestas en materia de salud es que se debe asignar a las EPS o a las ARL el deber de reconocer las contraprestaciones económicas durante el periodo en que el trabajador no pueda prestar directamente sus servicios por motivos de aislamiento preventivo u obligatorio. Esto, teniendo en cuenta las personas que no puedan teletrabajar.

Retiro parcial de cesantías
A este apartado el Consejo le llamó “nuevas condiciones en las relaciones laborales”, por lo que se propone que se pueda hacer retiro de las cesantías, para los contratos que se encuentran en suspensión. Y es que, aunque mediante el Decreto 488, el Ministerio de Trabajo reglamentó que se pudiera hacer el uso de esos recursos para quienes han visto caer sus ingresos, el empresariado asegura que esta medida se debe ampliar.

Suspender contratos de aprendizaje
Este punto tiene que ver con los contratos que no han iniciado. Los empresarios plantean que, a los contratos de aprendizaje como prácticas universitarias, del Sena, entre otras, que aún no se les haya dado inicio, puedan ser suspendidas por el empleador de forma voluntaria. Según el documento del Consejo Gremial, esta propuesta se hace en consonancia con las medidas tomadas por el Ministerio de Educación.

Suspensión de la jornada familiar
Una de las leyes que impuso el Gobierno hace algunos años fue la de disfrutar hasta dos días cada año, remunerados por el empleador, de momentos en familia; sin embargo, “consideramos que teniendo en cuenta que estamos en aislamiento y que hemos estado en familia durante este año, se exime de esta jornada familiar. Estas propuestas se toman para poder mantener el empleo”, explicó Paula Cortés, presidente de Anato.

Que no haya actividades de ocio
Aunque en el artículo 21 del Código Sustantivo del Trabajo se contempla el beneficio de las horas de recreación para los trabajadores, el Consejo afirma que es importante que se suspendan las dos horas de actividades recreativas, culturales o educativas para las empresas que cuentan con más de 50 trabajadores. El argumento es que para la realización de estas horas, el empleador debe disponer de costos adicionales.

No más encuesta psicosocial
Para la realización de esta encuesta, que se hace alrededor de dos veces al año, el empleador debe disponer de un costo adicional, por lo que el planteamiento de los gremios es que esta no se haga este año en pro de proteger la liquidez. “Se solicita se realice suspensión de esta medida, atendiendo que durante este tiempo no habrá una alta exposición al riesgo, debido a que muchos trabajadores están desde casa”, cita el CGN.

Establecer contratos agropecuarios
Esta es una de las propuestas que los gremios esperan que permanezca, alegando las dramáticas cifras de informalidad que hay en el agro. Se trata de la creación de un contrato agropecuario cuando una persona natural se obligue a realizar actos, ejecutar obras o prestar servicios para la actividad en el campo. Se propone que el contrato pueda celebrarse según su duración por tiempo determinado, o por el tiempo que dure la obra.

Tener una jornada rural integral
Este es otro de los puntos que el Consejo busca establecer para minimizar la informalidad en el campo. Con este se busca contar con una modalidad que permita remunerar aquellos contratos de trabajo celebrados con trabajadores agropecuarios por un tiempo determinado, en el que el pago del salario y otras obligaciones se reconocerán y liquidarán diariamente bajo la modalidad de una jornada integral rural.

Seguridad jurídica
En esta propuesta, los gremios buscan que el Ministerio de Trabajo se pronuncie ante los casos de fuerza mayor que implican la suspensión de contratos u otras modalidades que les permitan proteger su estabilidad. Para Rosmery Quintero, presidente de Acopi, estas propuestas, de ser aprobadas, no son camisa de fuerza, es decir, que quienes se vean en la obligación de seguir las medidas, lo hagan, o, por el contrario, sigan en normalidad.