“No queremos terminar en la solución facilista que aumenta los impuestos de los que pagan", dijo el director de la Dian en una entrevista a Bloomberg

Bloomberg

Colombia planea poner fin a exenciones fiscales, vacíos y beneficios que cuestan $92 billones (US$24.400 millones) al año con el objetivo de fortalecer sus finanzas y proteger su calificación crediticia de grado de inversión sin aumentar los impuestos corporativos.

El país preparará una "ley de reactivación económica" que aborda beneficios tributarios injustos y exenciones que le cuestan al país, dijo José Andrés Romero, director general de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (Dian), en una entrevista.

“No queremos terminar en la solución facilista que aumenta los impuestos de los que pagan. Lo más justo es la filosofía de invitar a todo el mundo que pague, que contribuya a así sea poco ”, dijo Romero en una entrevista por video el jueves. “La posición de este Gobierno es que no estamos pensando en subir impuestos a las empresas ni a las inversiones, sería pegarse un tiro en el pie”.

Cuando se desató la pandemia, miles de empresas quebraron y millones de trabajadores perdieron sus empleos. En respuesta, el Gobierno está gastando cerca de 2,5% del producto interno bruto en subsidios y transferencias, así como para respaldar créditos y cubrir parcialmente los salarios de las empresas en dificultades.

Pero ahora, con la expectativa de que la deuda se disparará a más de 60% del PIB este año, Colombia se ha comprometido a presentar una reforma fiscal que elevaría los ingresos en al menos 2% del PIB. S&P Global Ratings mantuvo la semana pasada a Colombia en BBB-, solo un nivel por encima de grado especulativo, al tiempo que advirtió un recorte si la nación no realiza ajustes que alivien la creciente carga de la deuda.

Aunque la economía probablemente no estará a la altura del pronóstico del Gobierno de una disminución de 5,5% este año, los ingresos fiscales han estado por encima de la meta a medida que más personas pagaron impuestos sobre la renta en el último trimestre, dijo Romero. A octubre, el país recaudó $122 billones de su objetivo para 2020 de $144 billones.

Un comité de expertos en temas tributarios está evaluando los beneficios y los vacíos del sistema tributario, incluida la exención del impuesto al valor agregado de productos y servicios y el trato preferencial para algunos sectores económicos, con miras a una mayor equidad. El panel presentará recomendaciones de reforma en el primer trimestre de 2021.

Si de los $92,4 billones en vacíos y beneficios, el Gobierno logra reducirlos en $30 billones, habrá logrado reducir el déficit presupuestario sin asumir más deuda, dijo Romero.

La Dian efectivamente un préstamo de US$250 millones del Banco Interamericano de Desarrollo para invertir en nueva tecnología que ayudará a aumentar los ingresos fiscales en 1,4% del PIB a partir de 2023, dijo.