El emprendimiento digital es necesario en el país y podrá avanzar si hay una cobertura y calidad del servicio de internet.

José González - jgonzalez@larepublica.com.co

En el marco del XXI Congreso de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco), el presidente Iván Duque indicó que el objetivo a 2022 es que la cobertura de banda ancha en todo el territorio nacional sea de 70%. También, reiteró que las redes de 5G estarán listas para ese mismo año. Con estos dos objetivos en mente, el mandatario busca la transformación digital de la sociedad y de la economía del país durante los próximos años.

Durante el acto de clausura del congreso, Duque resaltó la importancia que tiene el sector para el desarrollo del país y que por medio del acceso y cobertura de los servicios públicos es que se llega a la equidad, pilar fundamental de su gobierno. De acuerdo con cifras de Andesco, la cobertura de internet en el país es de 52% en zonas urbanas y 7% en rurales.

Según lo expuesto por Duque, el emprendimiento digital es necesario en el país y podrá avanzar si hay una cobertura y calidad del servicio de internet, que también asegura las inversiones de grandes empresas tecnológicas a nivel local. Por ejemplo, la llegada de Amazon, empresa que busca crear 2.000 puestos de trabajo en dos años o la llegada de Softbank que invirtió US$1.000 millones en Rappi.

De esta manera, Duque señaló que, con el progreso de la conectividad, que permita el emprendimiento digital, se pretende tener 10 unicornios (una valuación por arriba de los US$1.000 millones). en los próximos cuatro años.

“La apuesta de nosotros es que Colombia sea el Silicon Valley de América Latina y que las grandes inversiones de tecnología están acá y van en armonía con las inversiones en conectividad”, expresó Duque.

En materia de energía, agua y medio ambiente, señaló que Colombia tiene la sexta matriz energética más limpia del mundo, pues 68% de la generación es hídrica. Sin embargo, el país tiene una de las economías más vulnerable a los efectos del cambio climático. Esto se ve reflejado en la situación de la Vía al Llano o la baja en los niveles de los embalses en 2016, por lo que se tuvo que comercializar energía con Ecuador para no entrar en racionamiento de energía.

Con respecto a las energías renovables, Duque señaló que en menos de diez meses se duplicó la capacidad instalada que había y que la Subasta de Cargo por Confiablidad realizada aseguró la generación de 1.398 megas a 2022, “el mayor salto porcentual en energías renovables no convencionales que haya dado un país de la región”.