El llamado es para que los ciudadanos tomen las medidas preventivas para controlar las enfermedades respiratorias

Johana Lorduy - jmunoz@larepublica.com.co

De acuerdo con un reporte de la Secretaría de Salud,  más  de 2.000 personas murieron durante 2019 en Bogotá por la mala calidad del aire.  Frente a lo anterior, se han extremado las medidas para controlar las enfermedades respiratorias entre niños y adultos mayores.

En cuanto las medidas que se han tomado, se encuentra revisar los picos de contaminación en el Índice Bogotano de Calidad de Aire (Iboca), para constatar en tiempo real la calidad del aíre y  tomar medidas preventivas  para evitar enfermedades respiratorias.

El Distrito habilitará algunos punto en la capital del país para atender a los ciudadanos y para capacitar a las personas para que tomen las acciones pertinentes en caso de presentar problemas respiratorios, pulmonares o cardiovasculares.

Otra de las recomendaciones es lavarse las manos, usar tapabocas ante alguien con resfriado, cubrirse al toser o estornudar y ventilar los espacios donde se pase la mayor cantidad de tiempo.

Asimismo,  el llamado es para que los padres de familia con niño menores de cinco años, que son los más afectados por la calidad del aire en Bogotá,  no  expongan a los menores a  lugares concurridos, a personas que fumen o tengan gripa y ante cualquier alerta visitar al médico.