Durante los fines de semana, de ahora en adelante, se aplicará la ley seca en la capital antioqueña.

Johana Lorduy - jmunoz@larepublica.com.co

En vista del aumento de casos por covid-19 en el país,  las propuesta por parte de alcaldes y gobernadores para frenar la propagación no se han hecho esperar.  Entre los anuncios que se han conocido en las últimas horas se encuentran las medidas tomadas por parte del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, quien informó que durante los fines de semana, de ahora en adelante, se aplicará la ley seca en la capital antioqueña.

La medida busca frenar el  incremento de fiestas y reuniones que han sido detectadas por las autoridades  y que afectan los controles que se vienen realizando  para controlar la extensión del virus.

Siguiendo bajo esta línea de seguridad,  Quintero anunció que durante los puentes festivos se aplicará toque de queda en 16 comunas y 5 corregimientos. "Los puentes van a tener toque de queda para garantizar que algunos no sigan creyendo que es una fiesta y se puedan ir de paseo", resaltó.

De acuerdo con las autoridades locales de Medellín estas medidas se mantendrán en julio y agosto para  evitar colapsos en los sistemas de salud, debido a que ya se reportan incrementos en la ocupación de las UCI.

Fiestas clandestinas 

Según reportes de las autoridades,  durante el fin de semana del puente festivo se actuaron en más de 1.800  lugares donde se desarrollaban fiestas clandestinas, que requirieron la atención de la policía.