.
AUTOMOTORES Los tres factores que debe considerar cuando va a cambiar de carro
sábado, 18 de mayo de 2019

Aconsejan renovar cada cinco años

José David Castilla

La industria automotriz es una de las más dinámicas en el mercado. Según la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), se estima que se venderán 276.000 vehículos durante este año. Como hay muchas personas pensando en cambiar su carro, es necesario saber cuál es el momento exacto para hacerlo. Sobre esto, los expertos recomiendan tener presentes tres aspectos: el contable, el financiero y el técnico.

Oliverio García, presidente de Andemos, explicó que “el momento ideal para cambiar de auto se da a los cinco años. Después de este tiempo, la maquinaria pide gastos elevados de mantenimiento”.

El primer criterio aplica, especialmente, para el nivel corporativo. García explicó que “el hecho de estrenar es una inversión importante para las empresas, porque con un vehículo nuevo se van a olvidar de gastos adicionales a los de funcionamiento; gracias a esto pueden cuadrar fácilmente su contabilidad. Además, que cuentan con el gran lujo de estrenar un vehículo”.

El segundo punto es el financiero. Este campo aplica con mayor fuerza para las personas del común, porque la mayoría utiliza métodos de financiación para realizar la compra. Según los estudios crediticios del sector, la modalidad más usada es el crédito a 36 meses.

El ideal del mercado es cambiar de carro en función a la modalidad crediticia que se utilice. Esto permite tener una inversión con bajos niveles de depreciación, y lograr adentrarse en las tendencias del mercado, sin tener una afectación muy grande a su flujo de caja menor.

El tercer aspecto a tener en cuenta es el técnico. Este punto aplica para las personas que compran carros usados. En la medida que se desgasta la maquinaria del vehículo, los costos operacionales son cada vez mayores.

Los expertos sugieren comprar un nuevo vehículo cuando el costo de los arreglos realizados superen 50% del costo inicial del vehículo, porque la recuperación de un carro es una inversión que no vale la pena.