.
CONSUMO Empresarios conquistan a los consumidores
viernes, 15 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Mercedes Botero

No hay relación apasionada sin enamoramiento de lado y lado. Déjate conquistar por tu consumidor, como empresario lo que necesitas es tener ganas de ser seducido, gózate a los Clientes vitrineandotélos, que sean ellos los que te cortejan, hazte el interesante y verás que te toman más en serio, trátalos para cultivar experiencias mutuas más placenteras y duraderas.

Esto es posible solo sí te conviertes en el objeto de deseo que ilumina la decisión de compra. Pero… ¿cómo lograr la conquista en conexión apasionada y duradera con los potenciales y actuales compradores?

La respuesta a este interrogante es compleja, no siempre es fácil de implementar, esto lo hemos comprobado en estudios realizados por más de diez años en www.inpsicon.com. Para lograrlo, el consejo de oro es: no trabajes por consumidores individuales, hazlo pensando en comunidades y maximiza los recursos.

En tu mira siempre deberán estar los colectivos que posteriormente se constituirán en verdaderos divulgadores de opinión, con los que multiplicarás resonancia en el mensaje que estás buscando viralizar, en el apetito hacia el servicio o marca y el producto que les vendes.

Hay que crear vínculos ideológicos de compra y consumo colectivo más responsable. Esta unión intencional permite que todos (empresa y consumidores) trabajen en un mismo romanticismo en la búsqueda de satisfacer intereses propios que contribuyan a una relación sostenible, leal y de mutuos beneficios.

Entendiendo este escenario sinérgico y haciendo uso de las nuevas tecnologías, es preciso también reconocer que el consumidor está más que nunca dispuesto a ir tejiendo en la red del ciberespacio. Conscientemente hay que asumir que si dicho tejido nace y evoluciona de forma desorganizada y desarticulada, entonces no llegará a cumplir el objetivo deseado de conectividad directa entre tu empresa y los clientes.

Una foto en Instagram puede incidir más directamente en la compra que una costosa pauta en revista.

Hoy tienes que estar excesivamente atento a tus comunidades objetivo y a sus formas de comunicarse y comprar. Es evidente que los gustos de cada consumidor son individuales, pero también es cierto que entre los colectivos se comparten puntos referencia y de pertenencia.

Por eso necesitamos concentrarnos cada vez más en la psicología de los grupos y lo que ellos demandan.

Las empresas deben trabajar obsesivamente para encontrar los vacíos en la cadena de valor, solo identificándolos lograremos comprender y vislumbrar el camino hacia la evolución empresarial. Los pájaros están dispuestos a disparar amor a la escopeta, por ello no dudes en estar con tu cliente en el momento justo, con el producto o servicio adecuado, y al precio que ellos estén dispuestos a pagar. Recuerda que cuando el consumidor está en tu punto de venta, su decisión aunque será de carácter individual, la tomará con base en los núcleos de referencia que ha construido en las redes a las que pertenece.

En síntesis, tu posición de empresario no te permite esconderte y alienarte de los canales más inmediatos y usuales de comunicación de los consumidores. Sus preferencias dejan huella en Facebook, Twitter e Instagram, es la nueva manera de seducir, hacerse sentir en el mundo; perder de vista ésta realidad es alejarte. No desconozcamos que al estar interconectados tenemos que democratizar la relación, darle voz y voto a nuestros actuales y potenciales clientes, esa es la verdadera tarea.

No es fácil, pero en definitiva todo esto es posible en la medida que seamos capaces de tejer en los vacíos de valor compartido. Las puertas de esta tendencia colectiva de consumo están abiertas a todos y hay muchos con ganas de conquistarte para ver cómo te sonrojas y si reaccionas.