.
CONSUMO Compra de mercado se decide en el punto de venta
viernes, 21 de febrero de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Camilo Giraldo Gallo - cgiraldo@larepublica.com.co

A la hora de ir a hacer compras en los supermercados, la mayoría de los colombianos prefieren hacer listas mentales, lo que los lleva a tomar muchas de sus decisiones de compra en el punto de venta. La proporción muestra que seis de cada 10 personas en el país no escriben en una lista lo que van a adquirir, asunto que les abre oportunidades a las compañías de productos de consumo masivo para cautivar compradores en los espacios físicos.

La tendencia fue presentada por la firma de estudios de consumo Brandstrat, que a través de una encuesta adelantada con 600 personas en las cuatro principales ciudades del país, encontró cuáles son los comportamientos de pre-compra de estos dependiendo de su edad y estrato socioeconómico.

“Estos resultados pueden estar influenciados en gran medida por el dinamismo que han tomado en los últimos años los puntos de venta como grandes superficies y supermercados independientes, como lugar de comunicación de las marcas, donde los consumidores se encuentran con exhibiciones especiales de productos, promociones y así mismo se vuelve un punto donde esto buscan novedades, productos que los puedan sorprender”, dijo Andrés Esguerra, director de estudios ad-hoc de Brandstrat.

Dentro del estudio, se encontró que la ciudad en la que más se hacen listas detalladas de los productos que se van a comprar es en Barranquilla, donde lo hace 28% de los consultados. Así mismo, es en Cali donde las personas se confían más de su memoria antes de ponerlos por escrito así sea en un borrador. Por el lado de los bogotanos, en su mayoría (53%) también prefieren llevar la lista en la cabeza, mientras que 55% de los habitantes de Medellín dieron esta respuesta.

Por el lado de los estratos socioeconómicos, es en el nivel de los medios en donde la mitad de la gente prefiere llegar al supermercado con su lista por escrito, ya sea una aproximación o esté detallada.

“Al revisar los resultados por estratos, se evidencia como los estratos bajos son los que en menor medida hacen listas escritas, hecho que puede estar relacionado con la menor capacidad adquisitiva de estos segmentos (58% en estrato bajo-bajo y 62% estrato bajo solo hacen listas mentales)”, aseguró Esguerra.

En las edades, el estudio de Brandstrat mostró que son las más avanzadas las que prefieren sacar tiempo previo a la visita al supermercado para escribir una lista, por encima de los rangos de 18 a 24 años, y de 35 a 44 años.

Es en el nivel de las personas mayores de 65 años en donde se hacen más listas, pues 43% dijo que escribe un borrador de los productos que van a comprar, y 4% lo hace de manera detallada.

“La comunicación de las marcas dejo de ser exclusivo de los medios masivos como televisión y se ha traslado a espacios como los supermercados, donde los consumidores deciden la compra”, concluyó el analista.