viernes, 26 de abril de 2013
  • Agregue a sus temas de interés

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Kola-Román, la tradicional bebida gaseosa colombiana de los años 60 quiere fortalecerse en el mercado nacional de la mano de Coca-Cola Femsa.

Este producto, caracterizado por su sabor, su color rojo intenso y su olor original desarrollados completamente en nuestro país, tendrá ahora una nueva imagen y nuevas presentaciones, entre las que se encuentran la lata en tamaño pequeño para la región de la costa y las botellas de vidrio y Pet en sus diversos tamaños para el resto del país.

La razón por la que Coca-Cola Femsa decidió relanzar esta icónica bebida es rejuvenecerla y hacerla más fresca pero conservando su esencia, además de fortalecer una marca de la firma que tiene más de 100 años en el mercado nacional.

Según información de la empresa, “la esencia de los componentes de la bebida no cambió pero la imagen sí. Kola Román es un producto tradicional, original, 100% colombiano. Lo que busca la compañía con este nuevo cambio de imagen es que el consumidor “Disfrute a lo Román” los momentos de su vida. Que haga una pausa en el día para tener una experiencia refrescante en medio de la cotidianidad”.

La decisión de llegar a la Costa con la presentación de mini-lata es porque en esa región el segmento de colas rojas tiene su nicho más importante de consumidores y en el cual la marca es líder.

Por tal razón, “ queríamos traer un nuevo miembro al portafolio de la familia Román: la minilata, y así ofrecer un pequeño momento de máximo disfrute. Adicionalmente, Kola-Román nació en la ciudad de Cartagena y se convirtió en un ícono dentro de la Región Caribe”.

Dentro del portafolio de marcas de bebidas de la compañía en el mercado colombiano se encuentran Coca-Cola, Coca-Cola Light, Coca-Cola Vainilla, Fanta, Kola Román, Lift, Premio, Quatro, Sprite y aguas como Club K, Manantial, Santa Clara y Soda Clausen. Además de otras bebidas como Powerade.

Características de la bebida
Según información de la empresa, el perfil del consumidor de la bebida es múltiple, pero tiene un enfoque en el costeño tradicional, que creció con Kola-Román, y jóvenes adultos de todo el país.

La presentación en botellas de vidrio tendrá los tamaños de 192, 350, 500 militros y 1,25 litros. Por su parte, los envases en Pet tendrán capacidad para 400, 500 mililitros, 1,5 litros y 2,5 litros.

La bebida, que tiene 100 años de trayectoria seguirá teniendo su sabor avainillado y su tono rojo.