.
CONSUMO Cada día más consumidores reducen sus gastos
sábado, 9 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Esta es la principal conclusión que arroja el estudio de percepción de la situación económica en Colombia realizado por BrandStrat. La compañía ha entrevistado a 600 personas durante 2010, 2013, 2014, 2015 y 2016 con el fin de comparar el comportamiento de los consumidores frente a la economía.  

Al ver las cifras, la población que contestaba que su situación económica ha desmejorado y esto la ha llevado a reducir algunos gastos o eliminarlos por completo pasó de 18% en 2015 a 30% este año, lo que representa un aumento de 12 puntos. 

“En general se evidencia un desmejoramiento de la situación económica entre 2015 y 2016, sin embargo destaca que el impacto en el comportamiento de las personas esta más orientado a la disminución de gastos que a la eliminación total del consumo”, aseguró Ana Porras, líder del proyecto de BrandStrat.

Como hipótesis, según la compañía, se pueden mencionar algunas variables que pueden haber impactado esta percepción, a saber, la alta devaluación del peso frente al dólar (34%); la inflación en niveles casi de 7% en 2015 que supera con creces años anteriores y el mensaje de austeridad desde el sector público.

Esta situación generan un comportamiento cauto o de expectativa frente a la expectativa económica nacional. Al mirar los resultados por variables como el estrato socioeconómico o la ciudad se tienen diferentes conclusiones.

“Se percibe un desmejoramiento de la situación económica con respecto a 2015, disminuyendo en una proporción de 6% los que consideran que la situación mejoró (de 40% a 34%), como de los que consideran que se mantuvo (de 42% a 36%); aunque cabe destacar que estos dos grupos siguen manteniendo la mayoría (70%)”, explicó Felipe Torres, director del grupo de análisis de BrandStrat.

En ciudades como Bogotá, Cali y Barranquilla disminuye significativamente el grupo de los positivos (que considera que la situación mejora o se mantiene) respecto a 2015, a diferencia de Medellín, en donde se observa se mantiene la percepción de la situación económica. 

Si bien, en Barranquilla son más las personas que creen que la situación económica está mejor frente a las demás ciudades (43%) es también en la que más aumentó el número de personas que creen que la situación está peor, pasando de 1% en 2015 a 37% en 2016.

Respecto a estratos, con la excepción de los más altos que se mantiene, en todos los niveles socio económicos disminuye significativamente el grupo de los positivos .

“En cuanto a edades, especialmente hasta los 45 años disminuye significativamente el grupo de los positivos”, afirmó Porras. Por ahora la gente sigue siendo más prudente con los gastos.