Negocios y experiencias

jueves, 30 de mayo de 2019

Entre los delitos más frecuentes en Bogotá se encuentran el hurto a personas con 60%, seguido del hurto a residencias 7%

Contenido patrocinado

De acuerdo con un informe del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, actualmente 55% de las personas en el mundo viven en ciudades y se estima que aumentará 13% a 2050. Esto supone, entonces, varios retos como transporte, empleo y sostenibilidad. Sin embargo, un aspecto importante a tener en cuenta es la seguridad. Por ejemplo, en Bogotá, urbe de más de ocho millones de habitantes, 61% de los ciudadanos afirma sentir más insegura la ciudad.

Entre los delitos más frecuentes se encuentran el hurto a personas (60%), seguido del hurto a residencias (7%), las lesiones personales (5%), el vandalismo (5%), y el hurto a vehículos (5%). Es por esto que el gran reto a corto, mediano y largo plazo de las ciudades de los países emergentes es mejorar la seguridad. En este sentido, son tres los elementos a tener en cuenta para lograr este objetivo: prevención, detección y reacción.

Para confrontar los problemas de seguridad es necesario la integración de sistemas automatizados que aportan a la mitigación del riesgo, como son alarmas, audio, videovigilancia, biometría, control de acceso, detección de intrusos, drones, entre otras herramientas tecnológicas.

Las tendencias en seguridad urbana serán uno de los temas de la Feria Internacional de Seguridad E+S+S, que cuenta con la exhibición de soluciones en seguridad y protección de la Región Andina, Centro América y El Caribe que se realizará del 2 al 5 de junio en Corferias.

La seguridad ha cobrado durante este nuevo siglo una dimensión inédita; sin embargo, hoy día es un factor de calidad y formas de vida. Con el pasar del tiempo, cuando más personas pasen a vivir a las urbes y el mismo crecimiento demográfico las haga más pobladas, la seguridad urbana será factor determinante para la convivencia, desarrollo económico y social de un país.

E+S+S, luego de identificar las problemáticas de la ciudadanía en términos de seguridad, entendió que cada vez es más necesaria la existencia de una plataforma eficiente de seguridad personal y patrimonial a nivel empresarial e institucional, integrando las soluciones tecnológicas con las políticas de seguridad para lograr su cometido.