.
ARCHIVO Se prepara marcha para el 11 de octubre
lunes, 1 de octubre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

El ministro consejero para el diálogo social y la movilización ciudadana, Luis Eduardo Garzón, habló sobre la manifestación a la que está convocando este 11 de octubre en la que busca que el país demuestre su apoyo a las negociaciones que adelantará el Gobierno con la guerrilla de las Farc.

“Esperamos que las principales avenidas la gente las asuma por un tiempo determinado, ojalá sea de 12 a 1 del día y todo el mundo se vuelquen para que desde las casas hasta los sitios más del campo la gente reaccione sobre un tema tan importante. No es solo un problema de una mesa de conversaciones, sino una movilización para que la gente sienta que esta es una verdadera oportunidad que se le da a la paz”, afirmó Garzón.

Así mismo el ministro consejero afirmó que no espera que se cambien los símbolos patrios, pero propone que para ese día la bandera se use, amarillo, azul y blanco, según él, para resaltar el significado de este último color en el imaginario de las personas.

“Se debe hacer énfasis en el blanco, este no es un color, incoloro, ni insaboro, es un color que ni más ni menos crea confianza, certeza. Hay que apostarle a la credibilidad en relación a la paz, es una semana dónde el optimismo debe predominar sobre actos o iniciativas que estén ligadas a la violencia o la agresión o a la polarización”, afirmó el alto consejero.

Así mismo afirmó que no entró al gobierno desprogramado, es decir por casualidad. Y agregó que este mandatario está haciendo grandes esfuerzos por la paz colombiana, “el tema de restitución, que es fundamental, está demostrado no solo en el enunciado sino en las acciones, por ejemplo, esta semana la finca de Santa Paula en Córdoba, un terreno que fue despojado por los Castaño.

En ese sentido Garzón señaló que viajará el próximo miércoles junto con el ministro de Agricultura, Juan camilo Restrepo al Tolima para instaurar una demanda por tierras despojadas por las Farc.

“Hay que generar un ambiente de optimismo y apoyo esta es una de las últimas oportunidades que se pueden dar en Colombia para que terminemos un proceso que se parece más a Congo y Somalia que a las necesidades de América Latina, esta confrontación atrasa al país en calidad de vida, en economía e inversión. No nos podemos dar el lujo de dudar ni de titubear”, concluyó Garzón.