.
ARCHIVO Sáquele partido a su finca como negocio
martes, 12 de noviembre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Estrada Ciro - jestrada@larepublica.com.co

A un mes de que inicie la temporada de vacaciones de fin de año, el rejoneador Juan Rafael Restrepo junto con su esposa la actriz venezolana Ruddy Rodríguez empiezan a recibir en mayor proporción llamadas de clientes que quieren separar la Hacienda Río Frío para pasar unos días de ocio. 

Y es que paralelo a sus vidas en los escenarios y en las plazas de toros, desde hace ya cuatro años la pareja ha dedicado gran parte de su tiempo a convertir su finca ubicada en Tocancipá (Cundinamarca), en  su principal fuente de negocio.  

Los servicios pasan por el alquiler de la finca para eventos sociales, bodas, clases de rejoneo, tauro golf, becerradas, shows de caballos y cabalgatas. 

Según cuenta Restrepo, el negocio está en constante proceso de innovación pues siempre buscan la incursión de nuevas actividades relacionadas con el campo que se traduzcan en mayor rentabilidad. 

La pasión de Restrepo por esta actividad ha llevado al rejoneador  a viajar por el mundo para replicar modelos agroturísticos exitosos. 

Como Juan Rafael y Ruddy hay muchos casos de colombianos que han decidido sacarle partido a la finca. Tal es el caso de Isabel Cristina Echeverri, administradora de la finca Los Arrayanes, quien heredó el amor al campo de sus abuelos, quienes construyeron el primer centro agroturístico de Armenia al verse afectados por la crisis cafetera.

Desde hace 15 años  tiene un recorrido para los visitantes, en donde muestra  todos el proceso del cultivo del grano hasta convertirlo en café tostado. 

Para navidad tienen un plan que ofrece habitaciones, comida, piscina. El plan día vale $34.000 por persona y el alojamiento $90.000.

Otro ingenioso agricultor es Mario Pabón, gerente de  la Finca Hotel El Jardín. Cuando se acerca las vacaciones sus clientes se duplican. El Jardín tiene chimenea, biblioteca, piscina, discoteca, pesebreras, todo lo que necesita un turista para disfrutar sus vacaciones. 

Además tiene una planta que produce un dulce de leche a base de café, cuya producción es artesanal. El turista puede conocer el proceso de producción del arequipe. Un día vale $ 50.000 y si es con alojamiento $60.000.

 Pabón invierte mensualmente en mano de obra, jardinería y aseo. Tiene dos trabajadores fijos a los que les paga $1,2 millones y dos trabajadores más que están por prestación de servicios. En total más insumos gasta $2,5 millones. “si me va bien, y es puente gano en promedio $4 millones mensuales”, dice.

Por los lados de Guarne en la vereda San Isidro queda la finca de Gagoberto González. Su principal negocio es la producción de trucha. Sacan entre 800  y 900 kilos mensuales y cultivan 4.500 alevinos. “La trucha tiene muy buen mercado, todo lo que saca mos lo vendemos. Además del servicio de restaurante, ofrecemos caminatas ecológicas y alquiler de caballos”, dijo González. Por último está la Montaña Mágica, ubicada en Santa Elena (Antioquia), esta finca ofrece planes de spa y deportes acuáticos. La actividad más cotizada por los visitantes es la denominada ‘acompañando al granjero’, pues permite vivir de cerca todas las actividades del campo. 

Isabel Echeverri

Gerente de Los Arrayanes

“Es una oportunidad para los propietarios en momentos de crisis por los que pasa el agro”.

Mario Pabón

Gerente de Finca Hotel

“Deben contar con el Registro Nacional de Turismo y seguir los consejos de la Cámara de Comercio y los ministerios”.