.
ARCHIVO Logística dentro del Plan de Desarrollo
domingo, 8 de febrero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Javier Díaz Molina

La disminución de las exportaciones en buena medida puede ser atribuida a las menores ventas de combustibles, aceites minerales y sus derivados, carbón y de oro, particularmente al mercado de los Estados Unidos, las cuales fueron afectadas por los menores precios internacionales que registraron estos productos. 

¿Qué puede pasar hacia el futuro con las exportaciones del país? No es posible esperar una pronta recuperación de las exportaciones minero - energéticas. De lo que se trata en esta coyuntura es evitar que este sector que funcionaba como locomotora se convierta ahora en una ancla que frena de manera extraordinaria el crecimiento de la economía. El desempeño de las exportaciones, por tanto, tiene que estar liderado por los sectores diferentes al minero-energético. Para el cumplimiento de este rol juega papel fundamental el impacto que en la competitividad de estos sectores puede significar el desarrollo de la infraestructura de transporte que se empieza a evidenciar en el país. 

Sin embargo, el impacto de la modernización de la infraestructura puede verse totalmente anulado si dicho proceso no va acompañado de las innovaciones logísticas que el país demanda. Un ejemplo de esta circunstancia, se percibe al considerar el impacto que puede significar para un vehículo de carga el contar con una doble calzada en el corredor vial Bogotá - Buenaventura, incluido el túnel de La Línea. El ahorro en tiempo, frente a la situación actual, bien puede estar entre cuatro y seis horas, las cuales se pueden ver totalmente anuladas, si al llegar a Buenaventura no se cuenta con una logística que permita el ingreso inmediato del camión al puerto y el descargue y cargue del vehículo en cuestión de minutos. 

En la actualidad, desaduanar un contenedor en el puerto está tomando en promedio siete días, cuando el compromiso en el TLC con Estados Unidos, por ejemplo, es hacerlo en 48 horas. 

¿Qué impide que hoy en día dicho proceso se pueda hacer en menor tiempo? Simplemente la logística dispuesta y la normativa aduanera, que encierra una cantidad de tiempos muertos, que impactan negativamente la productividad de las operaciones. Para crecer las exportaciones del país, por tanto, no basta con tener una mejor tasa de cambio y una mejor infraestructura, a la par el país debe desarrollar un agresivo Plan de Logística que permita que las operaciones de comercio exterior sean mucho más competitivas.  

Es indispensable que en dicho Plan se incorporen los principios de facilitación de comercio aprobados en el marco de la Organización Mundial del Comercio y que dichos principios se materialicen a través de la creación de instrumentos modernos de promoción del comercio, que les permitan a las empresas ser mucho más eficientes en los procesos de comercio exterior. 

En el Plan de Desarrollo que se discute actualmente y que será la carta de navegación para los próximos cuatro años es preciso por tanto incorporar la logística como complemento del agresivo plan de la infraestructura de transporte propuesto.