.
ARCHIVO La desgravación y la franja de precios, las amenazas de la Alianza para el agro
sábado, 27 de abril de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

El acuerdo de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, Perú y México) divide las posiciones de sectores económicos y políticos.

Mientras el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, defiende la negociación comercial, tras asegurar que le permitirá al país superar parte de su rezago de la agenda con Asia Pacífico para diversificar las exportaciones, la otra cara de la moneda evidencia un sector agropecuario que se opone por las múltiples amenazas que este acuerdo representa para la competitividad del aparato productivo agrícola nacional.

La Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) advirtió sobre las pérdidas y el daño económico que reviste para este sector la aprobación de este acuerdo y planteó a través de un documento los dos puntos más sensibles:

1. Desmonte de Franja de Precios
La desaparición de este instrumento de política comercial preocupa a la SAC porque no reviste para el país ningún beneficio comercial; todo lo contrario, “sería destruir toda posibilidad de lograr concesiones favorables para la agricultura en Asia”. No obstante, para Juan José Perfetti, investigador de Fedesarrollo, la franja de precios más que un mecanismo de estabilización de precios es un instrumento de protección. “Colombia tiene firmado varios TLC, eso implica que la agricultura más temprano que tarde va a tener que acabar con todos los mecanismos de protección. Deberá entrar a competir abiertamente en el mercado internacional”, señaló.

2. Desgravación a productos
El acuerdo supone la eliminación de aranceles de 223 productos considerados sensibles. Ante esto la SAC lanzó duras críticas y advirtió la afectación a los productos de la cadena de semillas oleaginosas, aceites y grasas, franjas de la soya, del aceite crudo de palma y del aceite crudo de soya, azúcar y sustitutos, leche y derivados lácteos, entre otros.

En este sentido, la entidad gremial solicitó al Gobierno que excluya de las negociaciones la nómina colombiana de bienes sensibles, equivalentes al 2,75% del universo arancelario.

“Otorgar más acceso a México sólo profundizaría el déficit comercial de más de US$5.300 millones con ese país. Con Chile, ampliar el acceso en agricultura profundizaría el déficit de la balanza comercial agropecuaria deteriorando el superávit comercial”, dice el documento de la Sociedad.

Las opiniones

Juan José Perfetti
Investigador de Dedesarrollo

“Colombia ha avanzado en la firma de TLC, eso implica que más temprano que tarde la agricultura va a tener que acabar con todos los mecanismos de protección”.