.
ARCHIVO “La caficultura y el turismo son buen complemento”
martes, 24 de febrero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Hoy, son socios de la Cooperativa Turiscafé y hacen parte de un grupo cada vez más grande de caficultores que venden su actividad agrícola como una cultura de tradición.

¿Qué café producen?

Mi abuelo empezó hace dos décadas con café pergamino seco en un cultivo que hoy tiene tres hectáreas. Un día hicimos evaluación de taza y tuvo un puntaje muy alto, entonces lo inscribimos en el concurso de cafés de alta calidad en Pereira en 2011 y quedamos en tercer lugar. Así nos vinculamos al mundo del barismo, aprendimos de cata y de buenas prácticas.

¿De cuánto es la producción hoy?

En promedio 40 cargas anuales café pergamino seco, el empaquetamiento si depende de la demanda. La libra tradicional se vende a $10.000, la gourmet a $15.000 y las variedades exóticas a $20.000 solo en el mercado nacional.

¿Cómo comenzaron a promocionarse?

Con un operador turístico internacional, por lo que empezaron a llegar personas, principalmente del extranjero, interesadas en aprender de la cultura.

¿En qué los apoya Turiscafé?

Nos aconsejaron sobre prácticas, rutas y como explotar de forma sustentable el turismo, por ejemplo valiéndonos de lo que teníamos, conservando lo artesanal que es muy valioso en el turismo experiencial. También recibimos asesorías de Fontur y las Cámaras de Comercio de Pereira y Armenia.

¿Qué servicios ofrecen a los turistas?

El recorrido incluye áreas de siembra, semilleros, chapolas, cafetales cultivados bajo diferentes métodos, variedades, recolección, fermentación, secado, trilla, tostión, perfiles de taza y taller de barismo, además de la posibilidad de hospedarse en una cabaña con capacidad para 15 personas. También hay actividades complementarias en alianza con agencias como pesca, cabalgata, deportes extremos, termales y visita a lugares de interés.

¿Cuánto invirtieron en adecuaciones?

Entre $10 y $12 millones, principalmente en ofrecer la experiencia de barismo porque la cabaña ya estaba construida, pero si necesitamos de maquinaria tostadora y herramientas para diferentes métodos de filtrados. El trabajo lo puso la familia.

¿Aumentaron los ingresos de la finca?

La producción de café es más dinámica, pero es más rentable turismo; al final son actividades que se complementan muy bien.