.
ARCHIVO Floricultores ganarán 20% más con dólar alto para San Valentín
sábado, 24 de enero de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Paula Delgado - pdelgado@larepublica.com.co

Hasta 20% más por sus ventas recibirán los exportadores de flores cuando cobren sus facturas correspondientes a San Valentín por cuenta de un dólar a $2.400 en el primer trimestre del año.

Esta celebración tradicional en los países anglosajones le significa a los floricultores 30% de sus ingresos anuales por la venta de rosas, claveles, pompones y flores tropicales que en su mayoría (78%) tienen por destino Estados Unidos. Para la fecha se triplican los despachos de flores con la salida de 35 vuelos en aviones de gran capacidad.

La devaluación de la tasa de cambio que ha llevado al dólar a un promedio de $2.400 tiene a los empresarios haciendo cuentas y con buenas perspectivas frente a los negocios que por estos días se firman para la exportación de 500 millones de tallos equivalentes a millón y medio de cajas.

Y es que a pesar de que el sector, que genera 130.000 empleos directos, tiene un crecimiento estable, hace más de cuatro años esta agroindustria de vocación internacional no se beneficiaba de la apreciación de la divisa.

De hecho, en marzo del año pasado (mes en que los floricultores reciben lo comercializado en febrero) la tasa de cambio registró un promedio de $2.019. Con $400 más que recibirían este año, la variación del ingreso del sector que se calcula en US$400 millones tendría un incremento entre 18% y 20%.

Augusto Solano, presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), explicó que la tasa de cambio es el factor más importante de todos los que están en juego. “Celebramos una recuperación del dólar luego de 10 años, es una buena noticia para los exportadores porque nos vuelve competitivos y es más efectiva que una salvaguardia”, dijo.

El gremio no ha realizado proyecciones dado que aunque los despachos se hacen esta semana, los pagos no se reciben sino hasta 40 días después, por lo que no encuentran garantía de que las condiciones actuales se extiendan hasta el tercer mes del año. Tampoco generalizan por considerar que cada caso es particular, pues depende del modelo administrativo de la firma.

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, también calificó como positivas las perspectivas de la mayor vitrina comercial de los floricultores, “tienen el camino abonado con una tasa de cambio favorable”, dijo. Sin embargo, Solano indicó que las empresas que están expuestas al comportamiento del dólar tienen más posibilidades de obtener mayor ingreso en este momento que las que se acogieron al mecanismo de coberturas cambiarias.

Este esquema consiste en un seguro que según el riesgo al que el negocio esté expuesto calcula un tipo de cambio rentable que se dará al exportador independientemente del comportamiento del dólar. Sin embargo, con los contratos ‘forward’ se llega a un acuerdo donde el valor se fija a tal punto que incluso si la divisa sube, nunca se le reconoce más al beneficiario.

Tal es el caso del Grupo Capiro, empresa 100% dedicada a las ventas en el exterior. El presidente, Carlos Manuel Uribe, para quien San Valentín le representa 15% de las ventas de sus crisantemos, explicó que en su caso la seguridad financiera de las coberturas es una mejor opción que la volatilidad del mercado.

Rodrigo Tejada, economista de la Universidad de los Andes y administrador de Econcifras, indicó que estos mecanismos para cubrirse del riesgo son importantes, pero hay que conocerlos a fondo para saber cuál es el que mejor se adapta a cada caso.

Además, destacó que dependiendo de la estructura del capital de las compañías la devaluación puede no ser tan significativa. “Algunos negocios, sobre todo los más grandes, adquieren deuda no solo en pesos sino también en dólares”.

Iragorri también resaltó que la producción de flores no fue afectada por los cambios climáticos de los últimos días, hecho que respaldó el presidente del gremio al desmentir que las heladas les provocaran daños significativos. En otras ocasiones esta fue una de las mayores amenazas, pues si bien 60 municipios son productores, 75% de la actividad se concentra en la sabana de Bogotá.

Otro factor que tiene relevancia, en palabras de Solano, es el hecho de que San Valentín caiga un sábado, “de martes a jueves hay más ventas porque son días laborales y la costumbre es enviar flores a las oficinas, ya cuando se celebra un fin de semana la decisión de compra entra a competir con invitaciones a cenar y otras salidas, a pesar de que el crecimiento de la economía estadounidense significa también mayor capacidad de compra”.

La diversificación de los mercados también ha beneficiado otras variedades, si bien las flores favoritas para las fechas son las rosas, éstas representaron apenas 26,8% de las exportaciones anuales totales ( US$1.299 millones en 2014).

Los bouquets, más demandados en otras épocas del año, se posicionaron como una opción de mayor valor agregado para el día de los enamorados. Empresas como Flores Orgásmicas ya negoció 300 cajas de heliconias, anturios, orquídeas y follajes para Estados Unidos, allá las combinan con rosas rojas para los arreglos, aseguró Camilo Espinosa, gerente de la firma.

Más demanda
El negocio de las flores no ha parado de crecer desde la década de los 70 cuando Colombia logró posicionarse como un actor fuerte dentro de la cadena, incluso antes de hacerse a un lugar en el mercado nacional. Hoy el país es segundo en el ranking de exportaciones (con una participación de 16%) después de Holanda.

Contrario a lo que se puede creer, las rosas no son el mayor producto de exportación de esta industria sino un grupo de variadas flores como crisantemos, hortensias y astromelias. Según cifras del Dane, entre enero y noviembre de 2014 se vendieron US$490,6 millones al mercado internacional.

En cuanto a los compradores, Estados Unidos sigue siendo líder con US$982,8 millones en 2014, 2,4% más que en 2013.

Competitividad y renombre
La fortaleza de Colombia como país exportador de flores con una tradición de 50 años está en una amplia oferta de 1.600 variedades comerciales y la capacidad logística para llevar el producto en perfectas condiciones a 90 mercados en el mundo. Sin embargo, el consumo interno sigue siendo tan bajo que usualmente se atiende con los excedentes que no alcanzan la calidad de exportación, además de unas cuantas empresas que le apostarona un nicho premium.

Al final, solo 4% de la producción se queda al interior del país, pero viene creciendo. Celebraciones como San Valentín, el Día de la Mujer, el Día de la Madre y Amor y Amistad mueven el mercado siendo Bogotá el mayor comprador seguido por Cali y Medellín.

Los pedidos, sin embargo, se hacen todo el año pues también es una costumbre ampliamente difundida celebrar los salones de eventos con flores para grados o matrimonios donde un arreglo puede costar hasta $700.000.

Las opiniones

Aurelio Iragorri
Ministro de Agricultura
“Este sector estuvo durante varios años afectado por el tipo de cambio, pero hoy estamos en el mejor momento para las exportaciones, se tienen buenas posibilidades”.

Augusto Solano
Presidente de Asocolflores
“El factor más importantepara esta industria es la tasade cambio pero también hay otros que influyen como el clima y la economía de los países a los que les vendemos”.