.
ARCHIVO Fertilización foliar, aliado del cultivo de papa
martes, 25 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gustavo Herrera

Para lograr optimizar el uso de la fertilización es fundamental tener en cuenta que en el crecimiento y desarrollo de las plantas intervienen varios factores; los que pueden ser clasificados en modificable y no modificables, encontrándose todo lo concerniente a la nutrición vegetal en los modificables.

Dentro de las herramientas existentes para optimizar la nutrición de cultivos en los procesos productivos, se encuentra la fertilización foliar. Esta se define como el proceso de adición de nutrientes que se realiza atreves de las hojas. Dicho sistema ha adquirido gran importancia en el manejo agronómico de la nutrición en el cultivo de la papa, porque complementa la fertilización edáfica, corrige deficiencias específicas de elementos esenciales en la planta, favorece el desarrollo del cultivo y mejora el rendimiento y la calidad de las cosechas.

En Colombia, las tecnologías de productos para aplicación foliar como correctivo en el cultivo de papa, son originadas por las características físico-químicas y biológicas, de suelos con problemas en contenidos y disponibilidad de elementos nutritivos esenciales.  

Bajo este sistema de nutrición, la hoja es de fundamental importancia en el aprovechamiento de los nutrientes; Desde el punto de vista fisiológico, cualquier elemento mineral puede ser absorbido vía foliar en diferente estado fenológico de la planta. Pero para que este proceso se lleve a cabo son indispensables: i) Factores correspondientes a la planta. Este juega un papel fundamental por ser el blanco biológico objetivo de la práctica y se analiza detalladamente la cutícula, los estomas y los ectodesmos  que participan de manera activa en el paso de solutos. ii) Factores ambientales: La temperatura, la luz, la humedad relativa y la hora de la aplicación influyen en la eficacia de las aspersiones foliares, facilitando o presentando mecanismos de oposición al paso de nutrientes atreves del mesofilo. iii) Por último en cuanto a las características de la solución foliar se hace énfasis en el pH, surfactantes y adherentes, presencia de sustancias activadoras, concentración de la solución y iones acompañantes.

El objetivo de la nutrición foliar no es el de reemplazar la fertilización al suelo. Sin embargo, su aplicación ha demostrado ser un excelente método para abastecer los requerimientos de los nutrientes secundarios y los micronutrientes mientras que suplementa los requerimientos de N-P-K en los períodos de estado de crecimiento del cultivo. 

La nutrición foliar tiene la finalidad de retrasar los procesos de senescencia natural. Esta se dirige a los estados de crecimiento cuando disminuye la velocidad de fotosíntesis y ocurre una baja absorción de nutrientes vía raíces, en función de ayudar a la translocación de nutrientes hacia la semilla, fruto, tubérculo o crecimiento vegetativo.