La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

Lo primero en que se debe pensar es qué espacio tiene la finca, qué tipo de tierra, clima, altura, si se puede adaptar para la crianza de animales o sembrar algún tipo de cultivo ya sea de hortalizas o frutas. De acuerdo con el agrónomo Jades Jiménez, “lo más importante es  indagar con un experto qué tipo de cultivo se puede sembrar, o por el contrario si se quiere tener animales ya sea cerdos, ganado o pollos, qué espacio se debe tener y como hay que adecuarlo para que los animales estén en buenas condiciones y por lo tanto dé buenos resultados”.

Un factor clave, según los expertos en el sector, es que antes de iniciar un negocio, se debe elaborar un plan donde se reflejen todas las medidas que se tomarán en este. Una vez que se captan los primeros clientes, la rentabilidad suele ser alta si se maneja bien y si se lleva una alta organización. En el caso de una finca ganadera, más allá de las hectáreas o el número de ejemplares que se tendrán, hay varios aspectos que se deben analizar y que son definitivos si es el caso de implementar una finca multipropósito. 

Para el experto en ganadería, Juan Bobadilla, parte del éxito de la ganadería está en crear técnicas amistosas y respetuosas con el ambiente donde va a ser desarrollada, es decir, evitar la tala de arboles, degradación de los suelos, entre otros.

Según Bobadilla, el ganadero primero debe ser agricultor, ya que esto dependerá en gran parte que su finca pueda ser multipropósito y puede que además de producir leche, también tenga carne, pasto y abono, lo que le generaría un mejor aprovechamiento del terreno. A esto se suma  la capacitación del personal que está al frente de la finca para cualquier tipo de negocio que se quiera emprender.

En el caso de un criadero de  cerdos, se debe tener también las instalaciones adecuadas. 

El predio debe estar localizado preferiblemente alejado de otras explotaciones animales, como avícolas o porcícolas, plantas de beneficio, mataderos o basureros. Así mismo, el área requerida depende de cada etapa de producción, por ejemplo, en ceba se requiere como mínimo un metro cuadrado por cada cerdo, un lechón desteto requiere 0,3 metros cuadrados, es decir  el área va a depender de la cantidad de animales.

Por último, es fundamental para la creación de un nuevo negocio, usar las  tecnologías porque son un sinónimo de rentabilidad, pues permitiría dar a conocer el negocio más fácilmente y llegar a diferentes sectores y clientes claves.

Finca multipropósitos, una buena apuesta
Tener una finca multipropósito puede significar para los dueños de tierras y agricultores una mejor remuneración por la variedad de productos, pero además les ayudará a liderar procesos entre los demás dueños de fincas y convertirse por ejemplo en proveedor de pasto y abono natural.

Las inversiones nuevas
Las inversiones en infraestructura se dejan de último porque con la suma del conocimiento y el trabajo calificado del personal, se logran procesos mucho más fructíferos y que no son tan costosos". Igualmente hay negocios que si necesitan una adaptación del espacio como lo son corrales para animales, o si el caso es convertirlo en finca turística, este aspecto es claramente el más importante. 

Personal calificado
El personal es uno de los factores más importantes cuando se inicia en una finca un negocio. "Cuando se ha invertido en conocimiento, se tiene la capacidad de hacer lo mismo en trabajo. Esto quiere decir, tener personas calificadas al frente de las fincas, que desarrollen con profesionalismo los procesos de cuidado de los animales y de los cultivos, permitirá un mejor rendimiento y una mayor rentabilidad.

Crianza de animales
Para aquellos que  optan por adaptar su finca en la cría de  animales, en cuanto a la semiestabulación (en la que se combina el pastoreo con la alimentación en establos) o la estabulación (en la que la alimentación se realiza completamente en establos), que pueden resultar productivos, si se hacen sin conocimiento de causa y sin un manejo adecuado pueden resultar muy costosos, por lo que es adecuado asesorarse.

Tecnología como aliada
La clave está en la inversión. Sin embargo no se trata de una inversión exclusivamente de dinero. Tecnificarse no necesariamente significa comprar máquinas, equipos de avanzada. La técnica es un conocimiento que se lleva a la práctica para perfeccionar un proceso productivo, por eso es indispensable tener un asesoramiento continúo de expertos dependiendo del tipo de negocio que se quiera realizar.

Las opiniones

Fernando Durán
Vicepresidente de la Asociación de ganado Cebú
“Los productores colombianos tenemos que lograr el máximo producto con menores costos, pues los precios son altos”

Jades Jiménez
“lo más importante es  indagar con un experto qué tipo de cultivo se puede sembrar, o por el contrario qué animales se quiere tener”