martes, 13 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

No en vano tanto los veterinarios como los criadores de ganado equino se han colocado a la tarea de estudiar cada vez más de cerca el ciclo reproductivo de los caballos, pues tener en cuenta algunos aspectos determinantes como la edad en las potrancas, permitirá no solo proteger al animal durante la gestación, sino que ayudará a que nazcan potros más fuertes y sanos.

Y esto se debe a que, antes de los 15 meses de edad, en promedio, las yeguas apenas llegan a un buen nivel de calcio en los huesos que les permitirá cargar con el peso del potro en el vientre. Es por esto que se recomienda que la primera monta del caballo se haga alrededor de los 20 meses de vida. De hecho, entidades como Fedequinas han establecido que la primera actividad reproductiva de la yegua no sea antes de los 30 meses. Con esto, no solo se asegura que el animal tiene las condiciones físicas para el buen desarrollo del feto, sino que gestará a un animal con el nivel de calcio y carne suficiente. “Si eso no se cumple durante el primer servicio vamos a tener dos problemas: primero, las reservas de calcio de los huesos no serán suficientes, porque no han terminado su formación ósea. Y segundo, también habrá problemas de formación en el proceso de lactancia ”, señaló Andrés Daza, veterinario autorizado por Crines, Asociación de Caballos y Fomento Equino del Risaralda. Además de montar a la yegua en la edad adecuada, también hay que brindar los suplementos para ayudar a la formación de la madre y el feto en gestación entre los 335 y 350 días que dura esta etapa. Si el potro llega a nacer antes de 320 días, se considera como un ejemplar prematuro. Aspectos generales Las yeguas son animales poliéstricas estacionales, que entran en celo cada 21 días. Este tiene una duración aproximada de cinco días. Durante esta etapa, el criador podrá identificar fácilmente síntomas como , hinchazón, enrojecimiento y secreción de moco por la vulva y mayor docilidad para aceptar al semental. En cuanto al macho, hay aspectos tales como, el relincho constante y prolongado, lamer los miembros posteriores de la yegua; olfatear los ollares, las orejas, el cuello, las axilas y el bajo vientre de la yegua, entre otros. Recuadro El primer servicio será determinante Para la conformación física de la yegua, el primer servicio será determinante debido a la formación de sus huesos. Y es que debido al peso que soporta del animal en gestación, los huesos pueden debilitarse y dejar secuelas que se reflejarán durante montas futuras. Para eso, es importante mantener la potranca con suplementos. Las opiniones Andrés Daza Médico veterinario “La gestación de la potranca debe cumplir con el programa sanitario: las vacunas de encefalitis, influenza, y tétano”. Bernardo Álvarez Médico veterinario “Para las siguientes montas hay que suplementarla y prepararla de forma adecuada para su bienestar y el del potro”.

Primer servicio será determinante

Para la conformación física de la yegua, el primer servicio será determinante debido a la formación de sus huesos. Y es que debido al peso que soporta del animal en gestación, los huesos pueden debilitarse y dejar secuelas que se reflejarán durante montas futuras. Para eso, es importante mantener la potranca con suplementos.

Las opiniones

Andrés Daza

Médico veterinario

“La gestación de la potranca debe cumplir con el programa sanitario: las vacunas de encefalitis, influenza, y tétano”.

Bernardo Álvarez

Médico veterinario

“Para las siguientes montas hay que suplementarla y prepararla de forma adecuada para su bienestar y el del potro”.