.
ARCHIVO A los 3 años de edad se puede comenzar a domar un caballo pura raza española
miércoles, 26 de septiembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jairo Márquez, gerente de un prestigioso taller de arquitectura y construcción en Medellín, ha conservado su pasión por los caballos desde su niñez. Desde cuando cabalgaba todo el día en la finca de su abuelo en La Merced, Caldas, hasta ahora, cuando asiste los fines de semana a su finca en El Retiro, Antioquia, para cuidar sus 5 yeguas españolas y sus 3 reproductores importados de España.

Y es que los equinos de pura raza española ahora se han convertido en toda una tendencia, no solo en el país, sino a escala internacional,  porque además de su belleza, elegancia y nobleza es un caballo que se esta usando en gran medida para el deporte ecuestre.

Márquez, quien ha concursado en los últimos años con caballos españoles en pruebas de doma clásica ha logrado resultados increíbles, desplazando otras razas que lo han hecho cotidianamente en estos concursos.

“Estos equinos son de gran tamaño y proporciones, pero eso no hace que su cuidado sea distinto al de un caballo criollo: en la mañana desayunan en la pesebreras, comen heno y salen a los potreros donde todo el día corren, reciben el sol y  luego, en las horas de la tarde, regresan a la pesebrera en donde tienen ya listo en sus comederos el resto de  alimentación como grano, vitaminas y agua”.

En cuanto a los métodos de adiestramiento, los caballos de pura raza española  son distintos a los de los criollos: esta doma empieza a la edad de 3 años, pues debido a su tamaño, hay que espera a que sus articulaciones  se fortalezcan.

Márquez asegura que su doma se basa en el contacto con el caballo, en usar la voz, en gratificar luego del ejercicio, en caminar a su lado y, especialmente, en no maltratarlo.

“Su inteligencia es tan grande, que el caballo se entera que su ejercicio fue bueno al recibir de su arrendador las caricias después de ejecutarlo”, dijo.

Y es que esta raza es tan selecta, que en el IV Campeonato Nacional de Caballo Pura Raza Española, uno de los más importantes concursos en el país y el cual se llevó a cabo el pasado fin de semana,  ha calificado a esta especie en su forma morfológica, en sus  movimientos y elasticidad.

“Este año participamos con cuatro ejemplares. Y, gracias a Hispánico V, caballo reproductor de mi ganadero, llamado Hierro del Cielo, hemos obtenido varios títulos. Entre ellos, en funcionalidad, pruebas que han sido realizadas con el jinete Sergio García, quien  me llenado de satisfacción”.

Ejemplo de obediencia, porte y elegancia

La comercialización del caballo de raza pura española está está creciendo considerablemente en el país. Anteriormente esta especie se veía poco accesible para muchos aficionados a los equinos. Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en sinónimo de elegancia y nobleza, particularidades que hacen para quienes no son muy expertos en el  tema, lo vean como una muy buena opción para adquirir este ejemplar. Otro motivo es la fuerza que posee esta raza, ya  que, debido a la geografía colombiana, sirven para el trabajo de fincas. Es por ello que el motivo de compra de estos equinos puede variar de acuerdo a su actividad, pues algunos son buenos para trabajo de carga y otros para la equitación.

La opinión

Jairo Márquez Martínez

Arquitecto de ARQ y propietario de caballos de pura raza española.

“Los caballos se alimentan de heno, avena, que en Colombia no son fáciles de adquirir. El pasto de corte, agua, y suplementos vitamínicos, se usa en ciertos casos”.