Analistas

Prudencia

GUARDAR

PAZ NECESARIA. El actual esfuerzo por la paz en Colombia es plausible, pero requiere de prudencia anunciar la posibilidad de su logro, porque la frustración por su fracaso sería nefasta. La confianza ciudadana está en descenso por falta de credibilidad en las guerrillas de las Farc. Contradictoriamente, la gran mayoría de los colombianos queremos la paz, pero rechazamos el trato que se le da a estos cínicos para lograrla.

TRIUNFO DEPORTIVO.  La clasificación al mundial de fútbol en Brasil es epopéyica y genera toda clase de ilusiones.  Francamente es un gran logro, máxime ser Colombia cabeza de grupo para el sorteo de la fase inicial; lo que aumenta las probabilidades de consolidar este triunfo. No obstante, los pronósticos de un papel estelar hay que anunciarlos con prudencia. Lo sucedido hace 20 años así lo señala. 

DE LAS AUTORIDADES. Las peleas que le restan institucionalidad al país entre el Fiscal General y la Contralora General, y del Fiscal con el Procurador General, deben evitarse. Es preocupante que la Fiscalía irrumpa en el Despacho de la Contralora de la forma como lo hizo. El manejo de investigaciones de lado y lado debe hacerse con prudencia. La justicia espectáculo y el control mediático en trámites previos son impropios. 

COLAPSO DE UN EDIFICIO. Es evidente que el lamentable y trágico accidente ocurrido el 12 de octubre pasado en Medellín, cuando colapsó la estructura de una de las torres del conjunto residencial Space en el barrio El Poblado, tiene como origen fallas humanas. Pero, es necesario tener prudencia en vaticinar quién o qué falló, hasta tanto las autoridades con el soporte técnico necesario efectúen las investigaciones respectivas. El Código Civil establece que frente a vicios estructurales del edificio, la responsabilidad del empresario es de 10 años. 

Es irresponsable anticipar que el culpable es tal o cual persona o entidad. Es absurdo estigmatizar la actividad de la construcción formal con comentarios mediáticos sin soporte y hasta con morbo. La prudencia indica que no se debe especular nunca y menos con un tema tan delicado. Por supuesto que sí, surgen interrogantes y análisis. 

Un editorialista señaló “lo ocurrido en Medellín recuerda, de la peor forma, que el crecimiento de los centros urbanos del país debe ser objeto del más riguroso control del Estado”, afirmación que comparto. Téngase presente que, en relación a la construcción formal, este es un caso aislado y que la mitad de las viviendas de nuestras urbes se construye de manera informal, en suelos no aptos, donde ocurren permanentes tragedias y las autoridades no ejercen el control suficiente.   

 Los hechos trágicos ciertamente derivan en reflexiones e interrogantes. Para la actividad de la construcción y para los conjuntos residenciales, es prudente revisar  las pólizas de compañías de seguros y sus coberturas. ¿Space cuenta con  la póliza de seguro todo riesgo – construcción?, con pólizas de calidad y estabilidad de obra?. De existir, podrían ser unas fuentes para indemnizar a los afectados. 

Fasecolda recordó que el seguro obligatorio de bienes comunes de las copropiedades sólo está tomado por el 10% de los conjuntos a nivel nacional; además que, como los créditos hipotecarios requieren pólizas de seguro y estos generalmente sólo se toman hasta por el valor de la obligación; es prudente extenderlos a valores que cubran la conservación del patrimonio de los hogares. 

La prudencia es un buen consejo.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés