Analistas

Exportación de servicios de salud

Con costos competitivos, innovación, alta calidad e infraestructura de punta para servicios de salud y bienestar, nuestro país puede consolidarse en el mapa regional como líder en turismo de salud y proveedor de estos servicios para el mundo. Ya es frecuente el desplazamiento a Colombia de pacientes que viven en el exterior para atención médica; colombianos residentes principalmente en Estados Unidos y latinos que tienen relación con nuestro país, son el primer paso en el propósito de la exportación de estos servicios.

Así como ciudadanos americanos encuentran tratamientos de salud a menos del 50% de lo que cuestan en EE.UU., en lugares como México y Costa Rica para cirugías dentales y cosméticas o en La India y Tailandia para medicina curativa, Colombia puede consolidarse como destino en servicios de reproducción, oncología, oftalmología, cirugía plástica, cardiología, lo mismo que en servicios de bienestar, entre otros. Ya  algunas aseguradoras internacionales nos envían pacientes que viven en el extranjero, en busca de procedimientos médicos de alta calidad a menores costos.

Nuestra infraestructura hospitalaria, de manera reciente, ha tenido grandes inversiones. Prueba lo anterior, las ampliaciones de clínicas tradicionales en Bogotá como la Fundación Santa Fe y la Clínica Country, además del proyecto de ampliación del Hospital San Ignacio; en Medellín, el Hospital Pablo Tobón Uribe y un sin número de nuevos centros médicos especializados; en Cali la Fundación Valle del Lili; en Barranquilla la Clínica Portoazul y la ampliación de la Clínica del Norte.

Él área metropolitana de Bucaramanga cuenta con industrias vinculadas a servicios de salud y desarrollos recientes de complejos hospitalarios y zonas francas, con prestigio internacional, como la Clínica Foscal y el Hospital Internacional de Colombia de la FCV; y en Cartagena el centro hospitalario Serena del Mar en construcción y el clúster de servicios de bienestar Kutay Wellnness & Village.

Esta infraestructura hospitalaria da soporte para que se pueda, ahora sí, tramitar y aprobar una propuesta como la presentada hace 8 años por Fedelonjas, que se convirtió en documento Conpes y que planteó la creación de zonas francas turísticas o de segunda vivienda,  donde jubilados internacionales puedan retirarse a sitios paradisiacos colombianos como Cartagena o Santa Marta, con un entorno medioambiental único. Nuestra ubicación geográfica es una ventaja competitiva. 

Según la OMS, ya nuestro país cuenta con un sistema de salud como el de mejor desempeño en América Latina, ranking que lideran Francia e Italia y nos ubica en el número 22 del mundo. Para lograr este propósito de convertirnos en un proveedor de servicios de salud global, es perentoria también la consecución de acreditaciones internacionales como el respaldo de los servicios que se prestan.

Complementa el reciente desarrollo hotelero del país, con cadenas nacionales e internacionales que han mejorado la capacidad de hospedaje y el apetito por visitar a Colombia por parte de turistas extranjeros. Es notable el gran crecimiento en el mundo de personas que buscan destinos en los que concurran posibilidades de tomar vacaciones, descansar y al mismo tiempo acceder a tratamientos médicos y de bienestar.

La exportación de servicios de salud va en camino a la construcción de infraestructura hospitalaria de punta y de edificios hoteleros, lo que además genera crecimiento económico, inversión extranjera y empleos de calidad.