Analistas

Percepciones ciudadanas vs. datos objetivos en Colombia

GUARDAR

En la más reciente medición de la Encuesta Gallup, de junio de 2018, se observa una esperanzadora disminución del pesimismo que venía mostrando el país durante 2015-2017. En efecto, la población encuestada que consideraba que la situación del país estaba empeorando disminuyó de 73% (hace un año) a 50% (actual).

Esta percepción coincidió con el mejor comportamiento del Índice de Seguimiento a la Economía (ISE) del Dane, el cual arrojó una expansión de 2,5% anual en el promedio enero-mayo de 2018 vs. 1,75% de hace un año. También se observó una significativa mejora en el nivel del indicador de confianza del consumidor (15,5 en junio 2018 vs. 10,8 promedio de la última década).

Este mejor comportamiento del indicador de confianza del consumidor seguramente refleja la superación del tenso período de las negociaciones de paz 2013-2017 y también la llegada de la nueva Administración Duque, tras su claro triunfo frente a las desestabilizadoras propuestas de su adversario Petro.

Más aún, el empresariado tiene la esperanza de que pronto habrán de radicarse reformas estructurales en los frentes tributario, pensional y laboral que habrán de apuntalar la recuperación durante los 2019-2022.

Sin embargo, ese 50% de los encuestados percibe que las cosas todavía están empeorando debido a graves problemas de corrupción, frágil recuperación económica y escalamiento del desempleo. De hecho, el desempleo ha promediado un elevado 10% durante el primer semestre de 2018, implicando un deterioro de +0,2pp frente a 2017.

Dicho lo anterior, Anif considera útil evaluar nuevamente el comportamiento de estos sondeos frente a los “datos duros” que se tienen en el frente económico, para así poder verificar si estos cambios de percepción tienen un sustento objetivo respecto de lo que ocurre en la realidad.

Como veremos, continúa existiendo una alta correlación entre lo expresado por los encuestados y los datos en materia de: i) situación económica; ii) desempleo; y iii) costo de vida. Por el contrario, existe una marcada discrepancia entre percepción y realidad en las áreas de: iv) construcción de vivienda popular; v) lucha contra la pobreza; y vi) cubrimiento educativo; parecería que no importa lo que ocurra en vivienda, pobreza y educación, la percepción ciudadana luce “congelada en el pesimismo atemporal”.

I. Variables coincidentes en percepción y realidad
Situación Económica. Durante la última década, la percepción de los ciudadanos frente a la economía y el crecimiento del PIB en Colombia han coincidido en alta proporción. Por ejemplo, cuando el PIB real pasó de crecer por debajo de 1% en el cuarto trimestre de 2008 a 6%-7% en 2011, el porcentaje de encuestados que consideraba que las cosas estaban mejorando pasó de 26% a 50%.

De forma similar, la desaceleración del PIB-real de 4% hacia el 1,8% anual durante 2012-2017 se vio reflejada en un descenso del optimismo de los encuestados. En efecto, solo 10%-13% de los encuestados consideraba que la situación económica del país estaba mejorando durante esos años 2016-2017. Por el contrario, durante la reciente fase de recuperación del primer trimestre de 2018 se observa una mejoría en la percepción de los individuos en este frente.

Desempleo y Costo de vida. Hay una alta correlación entre los sondeos de estas variables y las cifras observadas. Por ejemplo, mientras la tasa de desempleo se ha elevado de 9,4% promedio en 2017 y a 10% promedio del primer semestre de 2018, la porción de encuestados que percibía deterioro se elevó de 50% a 78%.

En el frente de inflación se observó que, mientras se perdía la meta de inflación (5,75% al cierre de 2016), 85% de los encuestados expresaba que el costo de vida estaba empeorando. Pero cuando la inflación se redujo hacia 3,2% al cierre de junio de 2018, esa cifra de encuestados disminuyó a 82% (aunque mostrando ciertas asimetrías entre la magnitud de la corrección objetiva y la moderada)

II. Variables divergentes en percepción y realidad
Construcción de Vivienda Popular. En contraste con los casos anteriores, los resultados de los sondeos no parecen estar asociados a la actividad en construcción de vivienda VIS (medida aquí a través de los metros cuadrados licenciados). Por ejemplo, mientras dicha actividad se elevó significativamente (pasando de 2,5 millones a 3,6 millones durante la última década y de forma sostenida), la percepción de mejoría en la construcción de vivienda popular se mantuvo estable en 60%, como si nada positivo hubiera ocurrido en este frente.

Lucha contra la pobreza. Los datos más recientes señalan un significativo descenso de la pobreza monetaria al pasar de 37,2% a 26,9% de la población durante el período 2010-2017. Sin embargo, el porcentaje de encuestados que considera que la pobreza ha empeorado se ha elevado de 45% a 66% en ese mismo período.

Cubrimiento Educativo. A pesar de los importantes avances que se han logrado en materia de cobertura educativa superior (elevándose de 34% a 52% en 2008-2016), los encuestados no se han percatado de ello y afirman erradamente que la situación no ha mejorado. En efecto, el porcentaje de encuestados que considera que ha mejorado la cobertura-calidad educativa ha descendido de 60% a 38%.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés