.
Analistas 06/10/2021

#Por mi empresa

Roberto Rave Ríos
Co Fundador Libertank

Que no podremos salir adelante, que es mejor irse del país, que el odio consumió a Colombia, que con esta polarización no vamos a lograrlo, que estamos destinados al fracaso, que no vale la pena estar acá. El desánimo es el único paso que no debemos dar en medio de estas circunstancias y es por esto que en Libertank hemos decidido darles razones a todos los colombianos para dejar el alma en este país.

Y la razón, además de los diferentes avances que podemos observar de forma clara en indicadores internacionales, es la empresa. Mientras existan empresarios haciendo su tarea, mientras existan emprendedores y soñadores trabajando por sacar adelante sus sueños, mientras luchemos entre todos por mayor libertad económica, el país se alejará con más fuerza de los odios y las rabias y, sin duda alguna, seguiremos por la senda de la disminución de la pobreza y la creación de más oportunidades para todos.

Y es que empresarios somos todos o ¿Quién nos dijo que empresario es solo aquel que tiene más de 3.00 empleados y es “rico”? ¿No era empresario entonces José María Acevedo el hoy creador y dueño de Haceb, cuando arreglaba licuadoras en su barrio? O ¿Jeff Bezos, el dueño de Amazon, cuando inició sus travesías empresariales en el garaje de su casa? O Disney o Apple y un sinnúmero de casos de empresas que iniciaron en las esquinas de sus barrios. Colombia está llena de grandes empresarios, tenderos, peluqueros, taxistas, vendedores de perros calientes en las esquinas de nuestra ciudad, artistas, deportistas, escritores y muchos más.

Ellos son el futuro de un país en donde más de 93% de las empresas son pequeñas. Como dice el gran economista argentino, Alberto Benegas Lynch: “Al ingenio del empresario le debemos los alimentos, los medicamentos, los transportes aéreos, marítimos y terrestres, los computadores, los progresos en la cibernética, las comunicaciones, los libros, el teatro, los diques y represas, las tiendas, los comercios, la vestimenta, la refrigeración, los muebles, la edificación y prácticamente todo lo que nos rodea”. Al ingenio del empresario le debemos hoy la vacuna contra el covid-19 en tiempo récord.

Por otro lado, ¿Qué sería de las empresas sin la determinación y el trabajo de los colaboradores? ¿De esos colombianos que sueñan con sus empresas y que las transforman para servir mejor? “Los colaboradores trabajan a diario para construir un mejor futuro, su esfuerzo y dedicación son la materia prima para nuevas oportunidades propias y ajenas. Este país no se detiene gracias a personas como ustedes”, escribía Pablo Jaramillo en una carta de Libertank.

Dejemos pues las encrucijadas ideológicas y defendamos las empresas de todos los tamaños para construir un mejor futuro y proteger nuestra democracia. Unámonos en una sola voz contándole a Colombia porque son importantes las empresas y sus colaboradores.

#pormiempresa Colombia tiene futuro.
#pormiempresa construiré un mejor país.
#pormiempresa defenderé mi país y sembraré esperanza en vez de rabia y división.
#pormiempresa hoy podemos mirar atrás y ver a Colombia avanzar.