Analistas

Crea tu propia imagen personal

Como buen emprendedor tienes que aprender a venderte y a crear tu propia imagen personal, para ello hay varios consejos de expertos en temas de marca personal que por este medio comparto con ustedes. Lo primero y más importante es preguntarte: ¿por qué eres la opción preferente? ¿Qué es eso que te diferencia de los demás y por lo que la gente compraría tu producto?

La marca personal más allá de ser un símbolo y de ser un concepto de una persona, consiste en poder ser una identidad, un sello o huella. Es lo que la persona inspira con lo que hace. Esto es posible identificarlo a diario, ejemplo, cuando piensas en  Cristiano Ronaldo, Shakira, Mariana Pajón, o Steve Jobs: qué es lo primero que se viene a tu cabeza. Cada persona le impregna su estilo particular y creatividad a su proyección externa. Así que es importante para poder diseñar tu discurso o pitch de marca personal o branding, resolver las siguientes preguntas: 

Lo primero es saber ¿Quién eres?, identificar qué es lo que te hace especial y diferente del resto del mundo. Ese es el punto de partida, no solo para la creación de tu marca, sino también para todo lo que pretendas lograr en la vida. A veces resulta ser una pregunta difícil, pero podría hacerse fácil o práctica si pensaras en si mañana murieras, cómo sería recordado. 

Segundo, ¿Qué amas hacer? Esta pregunta resolverá el gran inconveniente que tenemos todos en este mundo que va tan de prisa, y es el llenarte de tareas y trabajos que quitan tiempo, pero que no te hacen feliz y tampoco aportan a la misión y propósito final que tengas. Te ayudará también a priorizar y poder estructurar tu equipo de trabajo. 

Tercero, ¿Qué vas a realizar y qué vas a lograr con esto? Todo en la vida debe tener un norte o una razón. Una meta clara. Muchas veces la felicidad se encuentra al resolver estas tres primeras preguntas, ya que tener las metas claras te llena de motivación y energía para levantarte a ejecutarlas. 

Cuarto, ¿Qué problema resuelves? Siempre que tengas una meta o propósito debes pretender resolver una necesidad o problema. De esta forma estarás llegando a un segmento de clientes específicos para lo que tú ofreces con tu propuesta de valor. 

Y último ¿Qué necesitas?  Es importante establecer con qué herramientas, elementos y recursos cuentas y cuáles necesitas para lograr tu meta, misión u objetivo. 

Adicionalmente, existen otras metodologías como la propuesta por el experto Simon Sinek creador del “Círculo de Oro”, en la que es vital poder establecer exactamente qué comunicar a los clientes, resolviendo las preguntas de afuera hacia adentro, ¿qué?, ¿cómo? y ¿para qué? 

Recuerda que para lograr una meta personal siempre es vital identificar los conocimientos con los que cuentas; las experiencias que te hacen diferente y al mismo tiempo te conectan con los demás; tus habilidades y talentos innatos; la pasión y motivación que te mueve desde el corazón; y los hábitos diarios que lograrán la disciplina que necesitas a diario. 

Entre las herramientas tecnológicas que te ayudarán a agilizar tu proceso de posicionar la marca personal se encuentran: Hootsuite, plataforma en la que puedes administrar y programar en el mismo sitio todas tus redes sociales, lo que te ayudará a ganar tiempo y eficiencia. Por otra parte, Futurelearn.com  y Edutin.com son sitios web en los que puedes aprender de forma gratuita sobre la marca personal, storytelling, entre otras. Y para ayudarte a organizar el tiempo y ser más productivo, además de identificar cuánto tiempo pierdes en las redes sociales a diario, se recomiendan las plataformas digitales Asana y Rescue Time.  

Finalmente, empieza a difundir tu marca vendiendo lo que ofreces y no a ti mismo, para lo cual el paso más fácil es iniciar con tu círculo cercano. Todos estamos aquí para colaborarnos y compartir, así que pide a tu círculo de amigos que compartan tu idea, y empieza a inspirar al mundo.