.
Analistas 10/08/2021

Ejemplo de paz con legalidad

Luis Felipe Gómez Restrepo
Rector de la Universidad Javeriana Cali

En el Cauca, 440 excombatientes reunidos en cooperativa están cambiando la historia. Gracias a una vinculación con entidades gubernamentales, privadas y la articulación con los resguardos indígenas, están haciendo realidad la paz con legalidad en el territorio, luego de un bonito proceso de reconciliación.

En la vereda El Pital, municipio de Caldono, Cauca, tuvimos un excelente conversatorio con Emilo José Archila, consejero presidencial; Andrés Stapper, director de la ARN; con un delegado del Ministerio de Vivienda, y con los actores en territorio, excombatientes e indígenas. Se expusieron los principales resultados del proyecto productivo colectivo con mayor número de excombatientes de las Farc, el cual opera en el antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (Etcr) de Los Monos en Caldono (Cauca). Este proyecto se desarrolla desde la cooperativa multiactiva Ecomún Esperanza del Pueblo - Coomeep, la cual está enfocada en el desarrollo territorial y comunitario, que busca resarcir los efectos del conflicto armado, garantizar la reparación colectiva y fortalecer el tejido social y el buen vivir en las comunidades.

Desde la cooperativa, a la fecha se han liderado cinco programas productivos basados en el cultivo de aguacate Hass y tomate; la cría, levante y ceba porcina, y cultivo de trucha. Ya están funcionando cinco de 36 proyectos. Cuando operen todos se espera generar 17.000 empleos entre directos e indirectos. El de cría porcina tiene bio encadenamiento productivo, es decir, un sistema que permite aprovechar eficientemente los residuos de trucha, cerdos y ganado, para ser utilizados como abono orgánico en cultivos y generación de energía. Este proyecto ha contado con la asesoría técnica y social de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) del Gobierno y el respaldo de actores nacionales de la empresa privada y la academia, y actores internacionales como el Fondo Multidonante de la ONU para el Sostenimiento de la Paz y la Agencia Turca de Cooperación y Coordinación (Tika), entre otros.

Dentro de las acciones reparativas colectivas, llevadas a cabo conjuntamente entre instituciones, comunidades y población reincorporada, encontramos el mejoramiento de 130 km de la vía Calodono-Cauca; el apoyo y donación de 25.000 tapabocas para atender necesidades de la pandemia; la construcción de una cancha sintética en vereda Santa, la formulación de proyectos en TIC para fortalecer emprendimientos de las mujeres tejedoras, juventudes, víctimas del conflicto y campesinos; y la construcción de una ludoteca en el municipio de Silvia, entre otros.

Además cabe resaltar que, con este esfuerzo, se ha conseguido una tasa de reinserción de 44% en el territorio caucano, generándose alianzas locales y regionales, fomentando la reparación colectiva y el empleo. Estamos pues, ante un trabajo digno de ser puesto como ejemplo de articulación de actores en los territorios, que se han mantenido unidos en una dinámica de trabajo colaborativo, integrándose con las cadenas valor.

Ahora el gran reto es que, de la mano del Ministerio de Vivienda, se haga la construcción de un barrio en las inmediaciones de los proyectos productivos. Argos ha hecho una propuesta interesante basada en una experiencia en Antioquia, que permitiría construir con materiales prefabricados.

El caso de éxito que podemos ver en el Cauca debe ser apoyado y extendido en las zonas en donde hay proyectos que tratan de salir adelante, pero que presentan fragilidades que los ponen en riesgo de fracaso. Cuando las oportunidades se presentan, hay que aprovecharlas, y en estos momentos podemos avanzar en planes y alianzas que le devuelvan la confianza a todos aquellos que están buscando su lugar en una Colombia que lucha por salir adelante. La paz con legalidad.