Analistas

El nuevo ajedrez móvil

GUARDAR

La entrada en vigencia de la medida de la Comisión  de Regulación de Comunicaciones (CRC) que elimina las cláusulas de permanencia que suscribían los usuarios con los operadores de telefonía celular, sacude el tablero del mercado y supone el inicio de una nueva partida, en la que cada movimiento será estratégico. 

Hasta hoy la venta de celulares a través de los operadores representa 97% del mercado en Colombia; es decir, que solo un 3% se factura en hipermercados, grandes superficies y tiendas especializadas. Se estima que estas cifras en seis meses cambiarán drásticamente: para fin de 2014, el 30% de celulares se distribuirán en los nuevos canales.

Este panorama es similar al que se presenta en Brasil y Chile, países que adoptaron medidas similares. Allí, 40% de las ventas de móviles pasa por las registradoras de hipermercados y retail. 

Con esto, la clave para que las grandes superficies garanticen el vaticinio estará en las estrategias comerciales para ‘cambiar el chip’ del usuario, acostumbrado a comprar en operadores, y seducirlo. 

Es en ese momento cuando a favor del consumidor se espera una guerra de precios, alimentada por promociones, aniversarios, catálogo de puntos y demás tácticas en las cuales las grandes superficies tienen sobrada experiencia. 

Esta combinación de factores favorece a fabricantes de celulares, como LG, que dentro de su portafolio como compañía tiene televisores, teatros en casa, línea blanca y ha construido una larga relación de confianza y cooperación con las grandes superficies. Esto hace que la entrada de móviles sea más fluida y marque diferencia frente a competidores.

De hecho, en la compañía nos anticipamos a la entrada en vigencia de la norma de la CRC y desde mayo estamos presentes en Alkosto, Jumbo y Éxito donde se venden teléfonos celulares multibanda para evitar confusiones al usuario y asegurar que  pueda elegir cualquier operador.

Al contrario de lo que puede pensarse a primera vista sobre la pérdida de protagonismo de los operadores, esta nueva era es una oportunidad para ellos de orientar y centrar el negocio de servicios. 

Esto ya sucede en países como Corea del Sur, donde desde hace poco los operadores no venden celulares sino se han concentrado en la calidad de la red, oferta de planes, servicios de datos, fidelización y desarrollo de soluciones corporativas, por ejemplo.

Para los fabricante, los operadores siguen siendo una pieza fundamental en el ecosistema móvil y el camino que se avecina lleva a estrechar las relaciones para acelerar desarrollos locales y aplicaciones exclusivas.

Precios y seguridad
El tercer gran jugador inmerso en esta partida es el consumidor, quien desde afuera observa el tablero, pero decidirá su rumbo. Las experiencias globales demuestran que la decisión de la CRC es una iniciativa que dinamiza el mercado, es efectiva y beneficia al usuario final. En términos de precios, a pesar del fin de la reposición de equipos, podrá aprovechar planes de financiación, descuentos especiales, promociones con puntos, etc. 

Los precios de los dispositivos, como fabricante, se mantienen; entonces, serán las estrategias de cada superficie las que determinen el comportamiento de los precios.

No podemos olvidar un frente prioritario a trabajar para favorecer el entorno: la seguridad. Un asunto muy sensible dado el alto índice de robo de celulares. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés