Analistas

Llegando a Nueva York

En la pasada asamblea de accionistas del Grupo Aval, se aprobó finalmente el proyecto de emitir ADR en la Bolsa de Nueva York. El objetivo de la emisión, según palabras del propio Luis Carlos Sarmiento Angulo, es aprovechar la liquidez de los mercados internacionales y aumentar la visibilidad de la compañía en los mismos, buscando mayores volúmenes de negociación de la acción. Luego de Avianca Holding, Bancolombia y Ecopetrol esta sería la cuarta compañía colombiana inscrita con esta clase de títulos en el mercado norteamericano. 

La llegada de Aval al mercado americano era una deuda que tenía consigo mismo Sarmiento Angulo y se da en un momento de expansión del grupo Aval en diferentes partes del mundo. Recordemos que desde hace meses se vienen concretando operaciones de adquisición de entidades financieras en Centroamérica. La noticia muestra el fuerte posicionamiento de sus compañías en Colombia que poco a poco van ingresando a posiciones de relevancia en  mercados nuevos en los cuales pudieran cotizar sus acciones. Los ADR dan mayores posibilidades de capital de trabajo, aparte de las buenas calificaciones de riesgo y una gran comodidad para poder negociar en mercado americano. Es sin duda, un excelente momento para el grupo Aval. 

Para el sector financiero colombiano es una señal positiva, pues Aval representa un poco más del 28% de la cartera de créditos, según el último reporte de junio de 2014 de la Superintendencia Financiera. El sector necesitaba demostrar su solidez, después del riesgo en el que estuvo de colapsar por la crisis de Interbolsa. Afortunadamente Fogafín, la misma Superfinanciera y otras entidades del Estado, hicieron sobre la marcha la intervención necesaria para que el cáncer generado por Juan Carlos Ortiz no creciera y contagiara a las demás entidades. Ahora el ingreso al mercado internacional de Aval, muestra que el sistema financiero sobrevivió, el paciente se recuperó de la emergencia, y queda para siempre la lección de los peligros incalculables del sobreapalancamiento.

El proceso después de la aprobación de la asamblea no es fácil ni rápido. Se vienen meses de trámites dispendiosos y gran papeleo para completar el proceso de los títulos ante la SEC y poder poner la bandera de Colombia el día de en la plaza bursátil más importante del mundo. Ya se registró el formulario F1 haciendo la solicitud y el próximo formulario F2 deberá incluir las cifras más recientes de los estados financieros. El monto y la fecha de la  emisión aún no están definidos y en la próxima asamblea de accionistas se anunciarán estos detalles. El equipo de abogados, analistas y técnicos del Grupo Aval proyecta largas jornadas y trasnochadas para completar adecuadamente toda la documentación y requisitos que se piden.

La noticia también es positiva para el país, pues impacta favorablemente variables como la confianza inversionista, el riesgo país, los principales índices accionarios, y el β del mercado, entre otras. Hay que reconocer que es un buen momento que se debe a un arduo trabajo de años de organización y estandarización de procesos, que no debió ser fácil para un conglomerado de varias entidades con herramientas tecnológicas, bases de datos y redes de servicio diferentes. Proexport, el Ministerio de Relaciones Exteriores y otras entidades del estado deberán acompañar y ayudar a promocionar la noticia, pues es algo que al final termina beneficiándonos a todos los colombianos. Así como en su momento se han criticado los excesivos cobros bancarios del sector, y a la gente se le volvió paisaje leer cada trimestre los titulares de prensa con las multimillonarias utilidades del sistema financiero, también hay que reconocer que este movimiento es sin duda un logro que ha sido perseguido por el banquero colombiano a lo largo de muchos años de su carrera profesional. Pocos logran llegar al Nyse.

Ñapa: El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ya comenzó a preparar al mercado para una tasa de cambió superior a los $1.950 por dólar. De esta manera el ministro aceptó, que el famoso “dólar Cárdenas” es insostenible, ya que vienen épocas de recuperación económica de EE.UU. y el movimiento del dólar frente a todas las monedas va a ser significativo. El tema lo advertimos en esta columna en septiembre del año pasado.