Analistas

En impuestos, menos es más

GUARDAR

Una de las propuestas del hoy presiente electo Iván Duque es reducir los impuestos a las empresas, lo cual ha desatado una ola de críticas por parte de quienes piensan que con esta medida se reducirán los ingresos del Estado y se terminaría por afectar el desarrollo de programas sociales. Incluso, hay quienes han dicho que para cubrir el déficit fiscal será necesario ampliar la base gravable, lo que afectaría a las personas de ingresos bajos.
Esto último obedece a un pensamiento intuitivo, que da a pensar que reducir las tasas tributarias implica menos capacidad de gasto del Estado, lo que reduce la inversión en programas sociales. No obstante, la intuición económica a veces se convierte en un reflejo de lo que parece evidente, y no permite encontrar lógicas un poco más profundas.

Esto porque la reducción en la tasa de los impuestos no necesariamente significa disminución en el recaudo de impuestos, lo cual, aunque intuitivamente no parece lógico, realmente sí lo es. La evasión fiscal en gran medida obedece al rechazo que genera en el contribuyente las altas tasas tributarias, ya que en su relación costo-beneficio resulta más beneficioso no pagar impuestos y arriesgarse a un llamamiento de la Dian, que asumir desde el primer momento un alto tributo que ponga en aprietos su estabilidad empresarial. En este sentido, una carga tributaria menor estimula el cumplimiento de las obligaciones fiscales, ya que el monto se concibe más razonable para el contribuyente, de tal suerte que en la relación costo-beneficio le resulta mejor pagar sus obligaciones tributarias y no exponerse a sanciones por evasión.

Este fenómeno económico se representa en la Curva de Laffer, que contrasta las cargas impositivas con los recaudos fiscales, y pone de manifiesto que en los Estados que tienen altas tasas tributarias, los aumentos en los cánones impositivos generan reducción en el recaudo porque el aumento en los impuestos no logra compensar el aumento en la evasión. En este caso, la estrategia para aumentar el recaudo será por medio de la disminución de impuestos.

La experiencia en países como Canadá o Estados Unidos han logrado confirmar esta postura, en los cuales se superó el recaudo fiscal al reducir el ahogo impositivo que tenían las empresas, lo cual, además, redundó en desarrollo social y económico al favorecer el crecimiento empresarial del país.

Estos ejemplos ponen de manifiesto que la intuición se debe llevar más allá de lo evidente. En este caso, la propuesta del presidente electo Iván Duque de reducir los impuestos a las empresas no se traduce en una reducción del recaudo fiscal y, menos aún, una afectación a los programas sociales. En todo caso, esta propuesta de Duque sí favorece la legalidad, el emprendimiento y el desarrollo empresarial, y más en un país donde la gestión de recursos públicos es ineficiente, por lo cual se debe optar por una sociedad civil fortalecida y un rol subsidiario del Estado.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés