Analistas

Contratando con inteligencia

GUARDAR

Muchas compañías a nivel internacional han empezado a utilizar soluciones tecnológicas basadas en algoritmos de inteligencia artificial (IA) para contratar empleados de diferentes niveles con el objetivo de mejorar la diversidad y la probabilidad de éxito al momento de traer nuevo talento a sus equipos de trabajo. Unilever, la multinacional de productos de consumo lleva varios meses utilizando proveedores de servicios de recursos humanos digitales como Pymetrics y HireVue para digitalizar las primeras etapas del proceso de búsqueda y selección de candidatos, los cuales son evaluados por un algoritmo inteligente que analiza miles de datos relativos a su presencia en el mundo virtual y real con el fin de determinar si vale la pena llamarlos a una entrevista en persona que al final determinará si obtienen el trabajo.

LinkedIn se ha convertido en la herramienta digital que reemplazó las hojas de vida y currículos en papel, siendo la plataforma por defecto a la hora de mantener los perfiles profesionales de millones de candidatos que buscan atraer a posibles empleadores. Tanto LinkedIn como FaceBook han visto la oportunidad de convertirse en mercados laborales y empresas de todos los tamaños han comenzado a publicar las vacantes en estas redes como mecanismo de ayuda en la caza de talentos. Las herramientas IA de selección realizan análisis de los perfiles de LinkedIn como primer filtro. Luego, los potenciales candidatos son invitados a un examen en-línea que tarda no más de 20 minutos donde a través de simples juegos y ejercicios que hacen uso de avanzados conceptos de neurociencia cognitiva, se filtran perfiles dependiendo de estándares predefinidos relativos a los requerimientos de cada vacante. Si los resultados coinciden con el perfil requerido para un determinado trabajo, los candidatos pasan a una entrevista virtual, en donde todas las respuestas son almacenadas y contrastadas con la información previamente entregada así como múltiples bases de datos de información pública. Las plataformas tecnológicas que apoyan este proceso de selección analizan no solo el contenido de las respuestas o la veracidad de las mismas, sino variables más subjetivas como el uso repetitivo de ciertas palabras clave, entonación y lenguaje corporal. El análisis realizado por la plataforma de IA toma notas sobre los candidatos y se envía un perfil completo del aspirante al contratante.

El mover el proceso de selección inicial de candidatos que aplican a solicitudes de empleo a una plataforma en-línea genera un incremento inmediato en el número de solicitantes, reduce el tiempo para revisar solicitudes y para que un candidato sea contratado, generando ahorros en tiempo y dinero para las empresas.

El riesgo de dejar el proceso de selección de potenciales empleados en manos de una plataforma autónoma de IA es que estos algoritmos hacen uso de información publicada en redes sociales y aplicaciones de mensajería que puede de alguna manera distorsionar la evaluación de los perfiles, pudiendo dar lugar a discriminación en función de factores como opiniones políticas, creencias religiosas o hasta cosas triviales o fuera de nuestro control como son las preferencias musicales o comentarios hechos por terceros en nuestras redes sociales. Es por eso que, particularmente para la generación de los “millenials” o “nativos digitales” es importante ser conscientes de que lo que se escribe en público en una red social se vuelve parte de un contenido asociado al individuo que es analizable por cualquiera y puede repercutir en el acceso al mundo laboral.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés