Analistas

Petróleo vs. aguacate

Es necesario en este debate electoral hacer un análisis técnico sobre la sensatez y conveniencia de lo que proponen los candidatos especialmente en materia económica. A continuación haremos un análisis financiero sobre la viabilidad desde el punto de vista del impacto fiscal de reemplazar petróleo por aguacates como propone el candidato Gustavo Petro. Haciendo una cuenta a groso modo y tomando cifras de 2017 y de los estados financieros de Ecopetrol, tenemos un estimado de lo que recibe el estado derivado del negocio petrolero en billones de pesos como sigue: regalías 7,2, imporenta de Ecopetrol 5,6, utilidades de Ecopetrol al estado 5,9, imporenta de otras petroleras 0,9 y venta de bloques de exploración 0,5, para un total de 20,1 billones de pesos.

Para que el Estado pueda recaudar $20,1 billones en impuestos por la producción de aguacate, tendría que hacerlo solamente vía el impuesto de renta porque el aguacate por obvias razones no tiene regalías, y asumiendo el rendimiento por hectárea promedio del país que es de 9,3 toneladas, un precio por kilo de exportación de $6.000 y una utilidad antes de impuestos de 25% sobre la venta, nos daría que para compensar el ingreso fiscal del petróleo se necesitarían 4.367.586 hectáreas de aguacate. El problema es que el aguacate Hass, que es el único que se exporta, se produce entre los 1.800 y los 2.200 MSNM, y aún sembrando toda la tierra que hay en este piso térmico se estaría lejos de completar las hectáreas necesarias, y se ocasionaría una catástrofe ambiental enorme ya que se arrasaría con el bosque de niebla que está en esta zona y es el que da origen a las fuentes hídricas que son tributarios de los grandes ríos y alimentan los acueductos municipales de la mayoría de municipios del país.

Pero hay otro problema, la gran mayoría de cultivos de aguacate son de pequeños y medianos productores que no declaran renta. Y como si fuera poco, se ocasionaría un problema de estabilidad del precio, ya que en el hipotético caso que se pudieran sembrar las más de 4 millones de hectáreas en Colombia, lo cual es imposible, la sobre oferta haría que el precio colapsara y traería la ruina de todo el sector. Para tener una referencia, el mayor productor de aguacate del mundo que es México siembra 204.000 hectáreas.
Como podemos ver la propuesta de Petro es otro de sus disparates populistas. Lo grave es que si una sociedad permite que una persona de estas llegue al poder, ocurre lo que está pasando en Venezuela: que Maduro ha gobernado convirtiendo en políticas públicas ese tipo de disparates y luego ante la miseria del pueblo le echan la culpa “al imperio”.

El cultivo del aguacate de exportación es un renglón que vale la pena incentivar y las inversiones en este campo se verían beneficiadas, entre otros, por la propuesta de Iván Duque de 10 años de exención del impuesto a la renta y en general de la política de provisión de bienes públicos para el campo que éste propone.