Analistas

Superemos la tragedia con integración

GUARDAR

La tragedia humanitaria padecida por miles de colombianos expulsados de Venezuela invita a reflexionar acerca de la integración de Latinoamérica y la protección de los derechos humanos. 

La masiva expulsión es el resultado de una política gubernamental violatoria de los derechos humanos. Lo grave es que no existe un sistema garantista en la Región que impida que esta situación vuelva a repetirse. 

Reconocer que el sistema interamericano de protección de los derechos humanos no garantiza la efectiva e inmediata protección de los derechos humanos a los extranjeros latinoamericanos que residen en países de América Latina, es la primera conclusión que debe extraerse del infame tratamiento que reciben nuestros nacionales en Venezuela, derivada de una política que contradice el ideal bolivariano. La masiva expulsión de nuestros nacionales exige la construcción de una política protectora.

Esta infame expulsión pone de presente la fragilidad del sistema de integración latinoamericana, en especial, la integración de los países del sur del continente americano. Unasur no ha logrado constituirse en un pacto político que logre desarrollar la semilla de la unión o poner las bases fundamentales para una futura confederación.

La respuesta de nuestro Gobierno no puede continuar siendo reactiva, no puede reducirse a presentar quejas y ofrecer tratamiento humanitario a nuestros compatriotas expulsados en forma violatoria al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, por el contrario, en forma urgente tiene que ser la de la construcción de una política internacional que consolide la unión latinoamericana para que situaciones como la que se padece no vuelva a repetirse.

Bolívar, en su Carta a Jamaica, dijo: “Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Nuevo Mundo una sola nación con un vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo”. No se pudo crear una nación, se fracasó en el intento, pero ese fracaso no niega la necesidad de formar y consolidar una fuerte unión que fortalezca los países hermanos.

En el doctorado de Ciencia Política de la Universidad del Zulia, los candidatos a doctores Juan Antonio Pabón Arrieta y Carlos Peña Orozco, en un trabajo de investigación doctoral examinaron la necesidad de una integración para la protección de los derechos humanos. El trabajo se titula “La integración latinoamericana y la protección de los derechos humanos”. La propuesta investigativa que se presenta es la de seguir los pasos de la Unión Europea.

Sin lugar a dudas, tenemos que rodear al presidente de la República de Colombia y brindarle el apoyo que requiera  para que presente sus reclamaciones ante el gobierno de Venezuela, buscando  que en forma consensuada, se logre acercar a los gobiernos, a fin de superar la dolorosa política de expulsión, para que tal política no vuelva a ser implementada, ni se trate a nuestros nacionales como enemigos. Restablecer el diálogo constructivo es la tarea del momento.

No es el momento de responder a las malas políticas con denuncias penales internacionales. Menos, la de la utilización de un lenguaje agresivo. Se trata de construir una gran política internacional de integración latinoamericana para la protección de los derechos humanos. Las crisis por muy trágicas y dolorosas, tienen que ser transformadas en una alternativa de construir algo mejor, que eviten que los trágicos hechos  se repitan y no se superen. Es el momento de la construcción de una gran política internacional latinoamericana de integración en favor de los derechos humanos. 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés