Analistas

PPK y la apertura de la autonomía regional

Las elecciones no son un cheque en blanco. Se eligen personas con compromisos serios para acercar la autoridad, el poder y el bienestar a los ciudadanos. Hace un mes estuve en Cuzco en el encuentro que tuvo Pedro Pablo Kuczynski (PPK) con los 26 gobernadores regionales y 1.800 alcaldes de Perú. Quieren impulsar una descentralización real y fortalecer los gobiernos locales, ya que llevan 37 años hablando del tema sin avanzar, a pesar de las reformas constitucionales que se incluyeron entre 1979 y 1991. Hay el convencimiento de que el fortalecido centralismo ha fracasado.

Hoy, ya con la posesión de PPK, se ratifica el compromiso de impulsar las reformas que requiere Perú. Se debe elaborar el plan de gobierno por el “Kambio”, como propuso PPK. La conclusión principal de la cumbre es que hay que lograr lo que el pueblo quiere: salir de la alta pobreza, luchar contra la injustica y mejorar la agricultura. La gestión pública debe diversificar la producción y construir los proyectos de carácter regional congelados en el gobierno central. Nada distinto a lo que ocurre en Colombia.

Los gobernadores solicitaron a PPK crear el “Ministerio de la Descentralización Económica Provincial y Regional” para que impulse un verdadero proceso de autonomía. PPK no se pronunció al respecto, por eso, los mandatarios locales le insistieron en la importancia de avanzar en una auténtica descentralización de la inversión para reducir la pobreza.

El mayor desafío de los peruanos es construir las políticas de Estado que le den prioridad al traslado de competencias y recursos. La recentralización ha sido evidente, los recursos locales bajaron de 17% a 11% en 5 años. 

PPK respondió que hay que construir los cimientos de un mejor Perú, pero sin aventuras, reconoció que Alan García creó las regiones, pero solo con carácter electoral. Fujimori las mantuvo, pero regresó a un sistema descentralista que ni siquiera discutió en su gabinete. Toledo canceló el tema.

PPK explicó que Perú pasó una etapa de desarrollo económico muy sólido por el auge de los metales y el gas y recibió importantes ingresos, pero al frenarse la economía china, se acabó la bonanza.

Se necesita un esquema económico diferente. PPK propone el turismo como la fuente de recursos más significativa. Puso de ejemplo a Islandia, que solo tienen 330.000 habitantes, pero tiene más visitantes por turismo que Perú que, a su vez, tiene el doble de turistas que Colombia.

Consideró PPK que debe haber una gestión para terminar las obras, en especial, la “revolución del agua potable y del desagüe”, como le llaman al alcantarillado. “Vamos a trabajar juntos para conectar más gente al agua”, asegura.

Perú es un país mágico. Especialmente la zona de Cuzco donde estuvimos. Garcilaso De La Vega, destaca a Tawantinsuyo como una civilización más avanzada que la romana. 

Los griegos aportaron la filosofía, la lógica y la medicina; de los romanos heredamos el derecho y la política; los egipcios nos entregaron el trigo y las civilizaciones árabes y mesopotámicas el dominio de las matemáticas, el caballo, la cebada y la avena; los chinos, la imprenta; los hindúes, el ganado vacuno, la trigonometría y el ajedrez.

La civilización de Cuzco, Tawantinsuyo, aportó más de 60% de los alimentos que actualmente consume la humanidad: la papa, el maíz, las leguminosas, la quinua, el plátano, el tomate, la yuca, la piña y la papaya, es decir, es la gran civilización agroalimentaria del mundo.