.
Analistas 17/07/2021

Oportunidades energéticas

Daniel Díaz
Secretario Ejecutivo WEC Colombia

La nueva Ley de Transición Energética, aprobada por el Congreso de la República y recientemente sancionada por el presidente, Iván Duque, se convierte en una gran plataforma que dinamizará, a partir de incentivos tributarios, arancelarios y contables, fuertes inversiones en este sector vital para el desarrollo socioeconómico. La nueva normatividad, a la que se suma el reciente ingreso de Colombia a la Agencia Internacional de Energía, permitirá al país afianzarse como líder regional en ese frente, al tiempo que permitirá llegar con soluciones innovadoras y eficientes a zonas y sectores de la población que demandan energía.

Los incentivos y la multiplicidad de fuentes energéticas que se potencializan con esta nueva ley ubican además a Colombia en altos estándares mundiales relacionados tanto con la apertura hacia una variedad de fuentes no convencionales de energía como el riguroso cuidado del ambiente para enfrentar el cambio climático. Y desde WEC Colombia hemos identificado los siguientes beneficios:

Se dinamizan la reactivación económica y el mercado energético con uso, desarrollo y promoción de fuentes no convencionales de energía.

Habrá un fortalecimiento de los servicios públicos de energía eléctrica y gas combustible.

Impulso al desarrollo y fuentes no convencionales de energía, sistemas de almacenamiento y eficiencia, principalmente aquellas de carácter renovable.

• Desarrollo económico sostenible con reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y seguridad de abastecimiento energético.

• Se declaran las energías renovables como asunto de utilidad pública e interés social.

• Con los recursos del Fondo de Energías No Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía, Fenoge, se podrá promover, estructurar, desarrollar, implementar o ejecutar Fuentes No Convencionales de Energía y Gestión Eficiente de la Energía.

• Para fomentar el uso de la energía procedente de fuentes no convencionales de energía estarán excluidos del IVA equipos, elementos, maquinaria y servicios nacionales o importados.

• Las personas naturales o jurídicas gozarán de exención de aranceles de importación de maquinaria, equipos, materiales e insumos destinados exclusivamente para labores de reinversión y de inversión en dichos proyectos.

• Las actividades de generación a partir de fuentes no convencionales de energía -Fnce y de gestión eficiente de la energía, gozarán del régimen de depreciación acelerada.

• El Gobierno nacional creará instrumentos para incentivar trabajos de exploración e investigación del subsuelo para el conocimiento del recurso geotérmico para la generación de energía eléctrica.

• El Ministerio de Minas y Energía incentivará investigación de energéticos que provengan de fuentes orgánicas (origen animal o vegetal) o renovable para incluirlos dentro de la matriz energética nacional.

• Se definirán mecanismos, condiciones e incentivos para promover la innovación, investigación, producción, almacenamiento, distribución y uso de hidrógeno destinado a la prestación del servicio público de energía eléctrica, almacenamiento de energía, y descarbonización de sectores como transporte, industria, hidrocarburos, entre otros.

• El Hidrógeno Verde y el Hidrógeno Azul serán considerados como Fncer.

• Inversiones, bienes, equipos y maquinaria destinados a producción, almacenamiento, acondicionamiento, distribución, relectrificación y uso final del Hidrógeno Verde e Hidrógeno Azul, gozarán de los beneficios de deducción en el impuesto de renta, exclusión de IVA, exención de aranceles y depreciación acelerada.

En resumen, la nueva ley de transición energética es un verdadero abanico de oportunidades. Ahora nos corresponde a todos los actores del sector lo más importante, hacer la tarea.