Analistas

El futuro de los periódicos (2)

GUARDAR

Carlos Fernando Villa Gómez

Sin lugar a dudas, la prensa escrita, sobre todo, la regional, ha sido la que más ha sufrido en los últimos tiempos; porque los medios tradicionales como radio y televisión han sentido el efecto ocasionado por la evolución tecnológica, unos, quizá muchos, por no haber sabido adaptarse a los requerimientos de los mercados, otros por razones como falta de recursos para sostenerse mientras se acoplan y ajustan los medios y su clientela, o para actualizar los medios de producción, o desconocimiento del mercado y sus expectativas, necesidades y deseos, o por reducir nóminas y contratar personal sin los conocimientos, experiencia y capacidad necesarios para el momento, y algunos más por haber sido adquiridos por otros.

Pero a pesar de todo, y la posiblemente hasta difícil situación de no pocos, los estudios, análisis y opiniones indican que estamos ante el resurgimiento de la prensa escrita, sobre todo regional, si saben redefinirse y “obedecen” las indicaciones que los mercados les están enviando, aceptando que cifras de circulación y anunciantes no serán nunca las mismas que otrora se tuvieron, que para no pocos fueron de ensueño e irreales generadoras de muchos espejismos y cuyas consecuencias están pagando a un alto costo en muchos casos.

La información general, de una parte, y la necesidad de fundamentos para opinar, de otra, sumado a las necesidades y deseos que tienen las personas de estar enteradas sobre muchas áreas y actividades como deportivas, sociales, de entretenimiento, etc., no han cambiado en esencia más sí aumentado por la situación que hoy se vive como efecto y consecuencia de la denominada globalización.

Aquí hay que decir que no es lo mismo lo que se dice en 400, 800 o 1.200 y más palabras; que un análisis profundo requiere hasta mucha más extensión, la mayoría de las veces, que la noticia como tal y que las explicaciones, tan necesarias en ocasiones para hacer la claridad necesaria requerida, no se pueden dar de manera muy breve, siendo esta, en cierta forma, una de las varias razones por las cuales los mercados piden claramente, según los estudios, que ello sea hecho por la prensa escrita, pues en los teléfonos y equipos móviles, como también en la televisión y la radio, no se encuentra el efecto sicológico que genera lo impreso, como se ha demostrado. Es en esos medios de comunicación donde la inmediatez (imposible en los medios impresos), la noticia rápida, o sea la información que podría denominarse “inicial”, se da, por lo que los periódicos impresos son los llamados a ampliar, explicar, analizar en detalle, y complementar si se quiere, lo que los otros medios que actúan con inmediatez pueden hacer. Incluso las versiones digitales de los periódicos, las cuales deben trabajar más rápido que en la actualidad, pero entendiendo que los “lectores” no buscan así sino la información cuando se debe dar, pero afirmando que “desean” ampliar y saber más con la calma y el efecto sicológico que les produce lo impreso.

Dicho de otra forma, las noticias y la información se dan de dos maneras: cortas, en los medios que pueden informar cuando las cosas ocurren, y largas, analizadas, explicadas, con mayor contenido y opinión en los medios impresos, implicando ello que los periódicos requieren una versión digital, inmediatista, resumida, con la información básica, y una edición impresa ampliando contenidos, más especializada.

Próxima semana: ajustes y adaptación.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés