.
Analistas 19/06/2021

Más allá de una crisis

Aldo Civico
Antropólogo y estratega de liderazgo

¿Qué hacer cuando un evento inesperado nos desorienta?, ¿Cuando las circunstancias externas han cambiado tanto que nos sentimos desubicados, porque los parámetros y paradigmas que teníamos de repente se volvieron obsoletos? No hay negocio que no conozca su invierno, que es una estación más de la vida que no podemos evitar. Pero ¿Cómo vivir estos momentos?, ¿Cómo volverlos una oportunidad de cambio?

Mi amiga Barbara Dalle Pezze acaba de escribir un libro donde cuenta como una tragedia se volvió para ella una oportunidad de crecimiento. De hecho, el título del libro (que puedes encontrar en Amazon), The Unexpected Gift, revela como un evento traumático de su vida se transformó en una oportunidad de crecimiento para ella (una curiosidad, el título del libro se cristalizó caminando por las calles de Bogotá). Barbara estaba viviendo con su esposo en Australia, mientras estaba terminando un doctorado en filosofía en Hong Kong, donde había vivido durante algunos años. Regresando de sustentar exitosamente su doctorado, esperaba encontrar a su esposo listo para celebrar el gran logro. En cambio, el esposo la esperaba con una amarga sorpresa; aquella misma noche le dijo que no quería seguir con el matrimonio. A Barbara en aquel momento se le rompió su mundo, además que el corazón, en miles de pedazos.

Todo lo que había soñado y esperado, se desvaneció con aquellas pocas palabras. Fue un trauma profundo, acompañado de depresión, de una honda desorientación porque su mapa mental resultó inadecuado y obsoleto para lo que estaba enfrentando. El ex-esposo desapareció sin dejar rastro y sin asumir ninguna responsabilidad, tampoco económica, por su decisión. Barbara regresó a Hong Kong y sola, en una metrópolis extranjera, tuvo que reconstruir un sentido y un nuevo rumbo para su vida.

Lo que Barbara no sabía en aquel momento era que este trauma se iba a transformar en una oportunidad de crecimiento, tanto que ahora lo define como un regalo. Aprendiendo a ser dueña de su propia historia, por ejemplo, Barbara entendió que nuestro mundo coincide con las historias que nos contamos sobre nosotros mismos y nuestras experiencias, pero que somos mucho más que estas historias. Este “más” hay que conocerlo, encontrarlo. “Hay algo inexpresado y desconocido por explorar”, escribe Barbara porque hay que despertar a este “más allá”. “Tenemos que mudarnos de la historia legendaria que conocemos y mirar con más precisión, profundidad y explorar a lo desconocido que nos rodea, descubrir los recursos que hay detrás para llevarlo a la luz”, escribe Barbara. En otras palabras, se trata de descubrir lo que hay más allá de las dificultades, de atreverse a pensar que más allá de un problema o una crisis hay un regalo que quiere ser abierto y acogido. Es esta exploración lo que nos puede guiar a nuevos caminos que nos lleven al cambio deseado y necesitado, como lo fue para Barbara, quien hoy es una de las más reconocidas coaches de líderes empresariales en Asia. Por eso, un tiempo de crisis se puede transformar en un tiempo de oportunidades, en un regalo.