.
ALTA GERENCIA Utilice técnicas del FBI para ganar un empleo
martes, 21 de julio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Fue Will Rogers, el humorista y actor estadounidense, quien en una ocasión dijo que “jamás tienes una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión”. El exagente especial del FBI, Jack Schafer, abre con esta frase el segundo capítulo de ‘Despierta tu encanto’ (Ed. Empresa Activa), un libro en el que recoge sus estrategias para identificar terroristas, reclutar espías y detectar mentiras. Identificar, reclutar y detectar bulos es también lo que se pretende en una entrevista de trabajo, en la que, sin lugar a dudas, no existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. En este sentido, Shafer -coautor junto con Marvin Karlins de esta obra- menciona la importancia de mejorar el coeficiente de encantabilidad: “Qué opinan los demás de usted a través de su postura corporal o de su actividad en Internet”. Todo suma y resta cuando se trata de conquistar un empleo, lanzar los anzuelos adecuados en el momento justo es parte de la estrategia.

El anzuelo

Según Puri Paniagua, socia de Pedersen & Partners, la maniobra para acceder a un puesto de trabajo comienza en el momento de decidir qué se pone: “Es conveniente incluso tener alguna diferenciación física. Es decir, además de un aspecto correcto y pulido, debe haber algún rasgo que pueda definir su personalidad: el reloj, la corbata, los colores del vestido en el caso de las mujeres: algo adecuado pero distinto”.

Otro de los anzuelos a los que hace referencia es “escuchar, demostrar interés y sentido común a través de la pregunta y permitir que el otro se explaye, cuente, relate. En general, las personas recordamos más y con aprecio aquellas conversaciones en que hemos hablado y compartido que aquellas en las que sólo escuchamos”.

Dirigir la conversación hacia los temas que le interesan también es una buena opción. Schafer explica que “hablar de experiencias, intereses, aficiones y trabajos compartidos, o de cualesquiera de otros temas comunes intensifica el compromiso y las posibilidades de entablar amistad”.

También es clave hacer importante al otro. “Un responsable de reclutamiento de una empresa que no haga sentir importante al candidato a un puesto es muy difícil que cautive”, apunta Pilar Jericó, presidenta de Be-Up, quien además considera clave el papel del entrevistado: “Debe hablar en positivo de lo que hace y mostrar interés por la actividad de la organización. Es una técnica básica de capacidad de influencia. No puede vender, en uno o en otro sentido, si se muestra muy por encima o inferior a su contrario”.

Y por último, y algo en lo que coinciden estos expertos: gestione los silencios. Recuerde que escuchar, esperar a que el otro termine la frase para hablar, puede convertirse en una de las mejores bazas.