.
ALTA GERENCIA Lo difícil que es comprar tecnología
lunes, 16 de marzo de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrés Julin Gómez Montes

Empecemos con el gigante de gigantes: Claro. Hace un par de años, cuando  realicé portabilidad numérica de mi celular y cambié a otro operador (en ese momento fui a Virgin), tuve uno de los momentos más felices de mi vida como cliente. El cambio en todo aspecto fue positivo: calidad del servicio, facilidad de pago y principalmente atención al cliente. Estaba tan contento que seis  meses después de la portabilidad me llaman de Claro a preguntarme que si no deseaba regresar a este empresa. Mi reacción muy natural, fue atacarme a reír, lo que llevó a la asesora de Claro que me llamó a preguntarme de qué me reía. Basta decir que la explicación más la risa fue tan clara, que no me volvieron a llamar.

Mi principal queja en contra de Claro no es precisamente por aspectos de tecnología, aunque creo que pueden mejorar mucho en este aspecto, sino es la forma como tratan a los clientes. Con esto no digo aquella idea de que “el cliente siempre tiene la razón”, pero sí saber darle a los clientes importancia. Hace como un año y medio tenía un problema con el internet en mi hogar y fui a cancelar el servicio. Una “niña” del call center de Claro, evidentemente frustrada, quizás mal paga y con quién sabe cuántas horas extras, me recibió la llamada. Tuve una discusión con ella y su respuesta final fue un grosero “pues si quiere, cancele el servicio”. Esto es algo que nunca debería suceder, sea cual sea la razón.

Actualmente no soy usuario de Claro, ni en celulares ni en televisión ni en internet. La verdad es que Claro se ha relegado en muchos aspectos, desde la oferta comercial (solo es recordar que no tienen el Fútbol Profesional Colombiano) y la  tecnología (ETB con su Fibra Óptica en Bogotá se adelantó varios años a Claro). 

Siguen siendo líderes del mercado, pero es una oferta, que desde mi punto de vista, cada vez es más costosa y no necesariamente la mejor. 

En segundo instancia quiero hablar de Avantel. Soy usuario de esta empresa hace un par de meses. Desde mi punto de vista, junto con Virgin, tienen una de las mejores ofertas del mercado. Ingresaron al mundo de la telefonía celular “real”, pero se nota la inexperiencia. La portabilidad numérica fue traumática y el servicio al cliente, bastante malo. En su página web tienen una opción muy interesante de escribirle al presidente; se podrán imaginar que ya le escribí hace varias semanas y sigo esperando su respuesta.

Una ventaja de Avantel es que funciona con las redes de Claro, Tigo y Movistar. ¡Pero están mal configuradas! En mi agenda, todos los números celulares inician con +57, pues cuando viajo fuera del país, esta es la mejor opción para hacer y recibir llamadas. Tristemente, cuando mi celular se conecta a las redes de Claro y Movistar y marco de esta forma, sale un error. Esto es algo que nunca me había pasado con los otros operadores. Nuevamente reporté el problema, demoré varios minutos en que entendieran y varias semanas después, ni han solucionado el problema ni me han dado una respuesta formal.

Por último quiero hablar de Movistar. Fui cliente de esta empresa hace cuatro años y me molestó mucho que al querer retirarme, el proceso fue casi imposible. No sé si habrá cambiado, pero en esa época lo único que les faltó pedirme fue un test de Cooper para poder finalizar el contrato. Recientemente adquirí una SIM de Movistar en prepago y me llamó la atención que no me quisieron vender una con tecnología 4G LTE. Me explicaron que solo las vendían en plan postpago, algo que no iba a realizar. Es triste, pues otros operadores como Tigo, sí las venden en prepago sin problema.

Con esto finalizo la serie, pero seguiré abordando de una forma crítica y constructiva los temas de tecnologías que afectan a los empresarios (usuarios) del país.

MÁS DE ALTA GERENCIA

Información institucional 10/06/2021 BanBogotá lanza “Programa para el desarrollo de talento digital, Juan María Robledo”

El Banco de Bogotá diseñó el programa con el fin de contribuir al cierre de la brecha de formación de talento digital en nuestro país

MÁS ALTA GERENCIA