.
ALTA GERENCIA Evite estas trampas que acaban con la confianza
martes, 25 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Confianza es la expectativa de un resultado positivo. No es un rasgo de personalidad; es la evaluación de una situación que despierta la motivación. Lo que produce el éxito no es la confianza en sí misma; es la inversión y el esfuerzo. Para reunir la confianza necesaria para lograr sus metas, evite estas trampas comunes:

+ Objetivos demasiado grandes o lejanos. A los líderes frecuentemente les gusta decir que quieren afrontar “metas audaces, grandes y peludas” (Bhad, por su sigla en inglés). Pero tener solo metas enormes de hecho puede socavar la confianza. La confianza viene de las pequeñas victorias que ocurren repetidamente, con cada pequeño paso que lo acerca a la gran meta.

+ Culpar a alguien más. La confianza se basa en responsabilizarse por el comportamiento propio. Incluso en circunstancias difíciles, tenemos opciones sobre cómo responder ante la adversidad. Cuando dentro de las empresas se efectúa el juego de la culpa, todo mundo pierde la confianza, incluyendo a las partes interesadas externas. La confianza es el arte de seguir adelante.

Fuente: Overcome the Eight Barriers to Confidence, de Rosabeth Moss Kanter.