.
LABORAL Estudio revela que graduadas en 2020 será la primera generación en lograr la equidad salarial
sábado, 28 de octubre de 2017

Algunas universidades están contribuyendo a acortar la histórica brecha de sueldos entre géneros

Diario Financiero - Santiago

La tecnología se ha convertido en una herramienta para combatir la equidad salarial. Los talentos digitales permitirán a las mujeres desarrollar sus carreras profesionales con mejores perspectivas de éxito. No obstante, esta oportunidad plantea un desafío tanto para los actores públicos como privados de cara a apoyarlas en su desarrollo.

La nueva versión del estudio Getting to Equal, de la consultora internacional Accenture, reveló que las mujeres que se gradúen de universidades en mercados desarrollados en 2020, serán parte de la primera generación que alcanzará la equidad de salario en su vida profesional.

n detalle, el resultado de la medición, que entrevistó a más de 28.000 mujeres y hombres en 29 países, apunta que el desarrollo de talentos digitales podría acortar la brecha salarial alcanzando la paridad de pago en 2044, en vez del 2080, en el caso de las economías de desarrollo. Esto, mientras que en los países en vías desarrollo este efecto se produciría en 2066, en vez de 2168, acortando la brecha en 100 años.

¿Cuáles son las estrategias a desarrollar? Gabriela Álvarez, directora ejecutiva de Accenture Chile, señala que el informe identifica tres ámbitos claves: fluidez digital, aprendiendo y trabajando con las nuevas tecnologías; gestionar la carrera profesional con decisiones informadas; e inmersión tecnológica, adquirir talentos propios de la era digital para avanzar tan rápido como los hombres.

La ejecutiva explica que estas estrategias aplican para diferentes carreras profesionales. "La principal conclusión del estudio es que la tecnología puede acelerar el camino a la igualdad de salario. Y se trata de que las mujeres se vuelquen mucho más a la tecnología, pero no sólo quienes están dedicadas a las carreras Stem (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática), independiente de su campo de especialización, la tecnología es una herramienta para avanzar en todas las carreras".

Expresa que las oportunidades se dan por las posibilidades de optar a capacitaciones, cursos, educación a distancia que permiten tener una flexibilidad de horarios y compatibilizar actividades que en sociedades de países en vías de desarrollo están vinculadas a las mujeres como el hogar y la familia.

"Obviamente volcarse a carreras primordialmente tecnológicas es importante, pero este concepto de fluidez digital implica también incorporar y sacar provecho a todas estas nuevas tecnologías en todos los ámbitos académicos", sostiene.

Al respecto, el estudio consigna que las mujeres que desarrollen estas tres estrategias y que las empresas y gobiernos entreguen el apoyo necesario la brecha salarial se reducirán en 35% a nivel mundial y aumentaría el ingreso global de las mujeres en US$3,9 billones hacia el año 2030.

Brecha cultural

El informe además muestra que pese a que las mujeres reconocen la importancia de la tecnología para su evolución profesional, no están tomando decisiones informadas. Mientras el 63% de los alumnos adopta rápidamente las nuevas tecnologías, solo 45% de las mujeres graduadas lo hace.

A esto se suma que 53% de los hombres aprenden continuamente talentos digitales, mientras que solo 44% de las alumnas lo hace. Álvarez plantea que estos resultados evidencian un desafío cultural, que va más allá de los países desarrollados o en vías de serlo. Un reto que deben asumir actores públicos y privados para ayudar a acelerar esta inserción laboral más sofisticada.

Advierte que el logro de la meta impacta positivamente al género femenino en términos de disminuir la brecha, pero también aumentar la participación laboral de la población genera mejores perspectivas de desarrollo económico para países como Chile.

"Hay varios estudios que demuestran que cuanto más diversa es una empresa tendrá mejores resultados. En una economía cada día más digital, donde la innovación es crecientemente un factor clave, la capacidad de responder de una manera más rápida y creativa, no es sólo un elemento diferenciador, sino incluso de supervivencia", comenta la ejecutiva.